martes, 20 de octubre de 2015

El Altiplano Características productivas de la región

El departamento de La Paz se encuentra al noroeste de Bolivia. Tiene una extensión de 133.985 km² y una población estimada en 2012 de 2,7 millones de habitantes. Su capital departamental es la ciudad de La Paz, sede del Gobierno Central y del Poder Legislativo, que se encuentra a una altitud de 3.640 msnm.

El departamento fue creado a partir de la Intendencia de La Paz de la Real Audiencia de Charcas, mediante Decreto Supremo de 23 de enero de 1826. Limita al norte con Pando, al sur con Oruro, al este con Beni y Cochabamba y, al oeste, con el Perú y Chile.

La economía del departamento se basa en la exportación de maderas del norte, la confección de prendas de vestir en las ciudades de La Paz y El Alto, el comercio y servicios. Recientemente se ha dado inicio a los trabajos de prospección de reservas de hidrocarburos al norte del departamento.

Cuenta con industrias manufactureras de hilados de algodón, lana, sedas y fibras químicas, cerveza, gases industriales, tubos y artículos de plásticos, manufactura de utensilios de aluminio, cartón, carrocerías metálicas para ómnibus y camiones, productos químicos, pinturas, industria farmacéutica, cigarrillos, fósforos, calzados, sombreros, aguas gaseosas, artículos de cuero, discos, alimentos envasados metalmecánica, jabones, cerámica para construcciones, muebles, artículos de goma ácido sulfúrico, vidrios y cristales cemento, entre otros.

El altiplano se caracteriza por tener tierras benignas, donde se produce papa, quinua, oca, habas, cañahui, arveja, cebada, pastos cultivados y avena entre los principales. En las zonas de los valles se puede apreciar la variedad de frutas como uva, durazno, ciruelo, etc., como así también toda clase de hortalizas y legumbres.

La zona de los Yungas provee de cítricos, café, maní, yuca, maíz, coca y otras frutas típicas de la región. En la región de los llanos tropicales del norte del departamento prosperan pastos de alta calidad y especies arbóreas de finas maderas como: mara o caoba, sangre de toro, moradillo, laurel, entre otros.

En el altiplano, la producción ganadera está abocada a la crianza de llamas, alpacas y vicuñas, tanto la lana como la carne son absorbidas para el consumo industrial y alimentario. El altiplano es poblado por grandes rebaños de ganado ovino. Las praderas del norte cobijan grandes hatos de ganado bovino y equino.

1 comentario: