sábado, 19 de abril de 2014

Detectan 40 plagas en manzanas chilenas

Más de 23 mil kilos de manzanas se devuelven a Chile por contener por lo menos 40 plagas, lo que fue verificado en 40 muestras que se realizaron de diferentes cajas de la fruta que se transportaba en un camión.

La jefe distrital del Servicio Nacional de Sanidad Agropecuaria e Inocuidad Alimentaria (Senasag), Lizeth García, informó que esta temporada hay bastante fruta que incluso ingresa clandestinamente al país, pues existe una resolución que determina la prohibición del ingreso de productos perecederos, siendo Tambo Quemado la única frontera en la que se puede nacionalizar.

Señaló que en ese punto fronterizo se cuenta con equipos como microscopios y reactivos que permiten detectar las larvas o plagas que pueden contener las frutas.

Primero se realizó una inspección visual y luego a través de microscopio, se observó ciertos insectos, por lo que se tomaron muestras que fueron enviadas al laboratorio y los resultados demostrarán qué clase de larvas son y qué consecuencias traería su ingreso, pero mientras ya se rechazó la mercadería y se la reexpidió.

"Tenemos toda la documentación en la que nos apoyamos, tanto de la Aduana y de la cantidad que va a ingresar, esta fruta es nacionalizada en Tambo Quemado ya que es el único punto fronterizo donde se hace este trámite. Hemos detectado que hay larvas vivas, hemos hecho el muestreo y en algunos días nos darán los resultados, este reporte es enviado a Chile, pero la fruta es rechazada", indicó García.

Sostuvo que ya se cuenta con la resolución para el regreso del camión con las 934 cajas de manzanas infestadas, para proteger el estatus sanitario.

"En Chile tenemos homólogos, que han tenido que hacer la verificación y emitir permisos para que salga esta fruta, entonces al hacerse el reporte de este producto, los chilenos van a tener una sanción en las comunidades del Tripartito, por los convenios Chile-Bolivia, para que se evite este tipo de problemas con los importadores y con los funcionarios, porque es un problema hacer la retención y verificación del producto, ya se ha reportado al lado chileno que se está devolviendo la mercadería", remarcó García.

miércoles, 16 de abril de 2014

El Alto, ciudad verde

En El Alto, aparentemente árido, un proyecto instaló en pequeños invernaderos de fabricación local huertos hidropónicos que hoy producen casi una tonelada de hortalizas al año.

Gracias al éxito del desarrollo de la agricultura urbana y periurbana, esa ciudad es una de las 10 de América Latina y el Caribe que la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) destaca en un informe como las más verdes.

El proyecto, que buscó mejorar la seguridad alimentaria y nutricional en la ciudad, fue ejecutado por la FAO y el Gobierno Municipal de El Alto con el financiamiento del Reino de Bélgica. Su objetivo fue promover la producción de verduras durante todo el año en huertos familiares, explica el informe “Ciudades más verdes en América Latina y el Caribe”.

Este experimento de agricultura urbana, resalta el informe, ha tenido un impacto duradero y positivo en los barrios más pobres de la ciudad y ha ayudado a enmarcar la agricultura urbana y periurbana en la política nacional de alimentación y nutrición de Bolivia.

“Ciudades más verdes en América Latina y el Caribe” se centra en los progresos alcanzados en la consecución de ciudades donde la agricultura está reconocida en las políticas públicas y se incluye en las estrategias de desarrollo urbano. Se basa en los resultados de una encuesta en 23 países y datos de 110 ciudades y municipios.

Invernaderos

Incluso en un día soleado, la temperatura media en El Alto raramente supera los 13 grados centígrados. Pero dentro de los cientos de invernaderos de adobe que salpican el paisaje de la ciudad, los horticultores trabajan a unas temperaturas de alrededor de 30 grados centígrados, que crean condiciones de crecimiento ideales para densas camas de lechuga, acelga, espinaca, tomate, romero, cilantro y fresa, reseña el informe.

En el barrio de San Roque, en la periferia de la ciudad, 90 mujeres cultivan 15 variedades distintas de verduras y plantas aromáticas, principalmente para el autoconsumo, pero cada vez más con la mirada puesta en los mercados de la ciudad, donde sus productos orgánicos obtienen buenos precios.

Recientemente, algunas de estas mujeres han establecido tres nuevos invernaderos y planean comercializar el 70 por ciento de lo que producen en ferias locales. A los precios corrientes, la venta de verduras de un invernadero típico de 40 m2 les genera al menos 560 dólares al año.

Los invernaderos de los patios de El Alto se han convertido en símbolos de la agricultura urbana en el altiplano. De hecho, las lluvias escasas e irregulares de la región, las temperaturas nocturnas de cerca de 0 grados de media y las heladas que se suceden a lo largo de todo el año hacen que la producción de muchas plantas de los huertos —como lechugas, acelgas, espinacas y tomates— sea prácticamente imposible sin invernaderos.

Entre 2004 y 2008, en el marco del proyecto de microhuertos de El Alto, se invirtieron 700 mil dólares en el establecimiento de 1.187 invernaderos familiares en nueve distritos de la ciudad y en la capacitación de residentes de escasos recursos en técnicas de producción hortícola adaptadas a las condiciones agroclimáticas de la zona.

Para asegurar la sostenibilidad, señala la FAO, también se ha procurado brindar asistencia al Gobierno Municipal en la preparación de orientaciones estratégicas para el ulterior desarrollo de la horticultura urbana y periurbana. Una de las primeras iniciativas de la Dirección de Medio Ambiente de la Municipalidad ha sido establecer una Unidad de Micro-Huertas Populares.

Para participar en las actividades del proyecto, los residentes tenían que disponer de al menos 30 m2 de espacio libre para un invernadero y al menos dos horas diarias para practicar la horticultura. Otro de los requisitos era tener una fuente permanente de agua de buena calidad y también contar con luz natural durante cinco horas al día como mínimo.

También se esperaba que los participantes aportaran su capacidad de trabajo y el 40 por ciento de los costos de materiales de la infraestructura.

"Verdurita"

Según la FAO, los invernaderos de El Alto han demostrado ser altamente productivos, ya que los horticultores obtienen anualmente seis cosechas de acelga y rabanito y cinco de tomate. Los estudios demuestran que, en un año, en un invernadero de 24 m2 se podrían producir casi una tonelada de tomates, 460 kilogramos de lechuga y 260 kilogramos de pimentón.

Al aumentar la producción, muchas familias comenzaron a generar excedentes e iniciaron ventas de carácter informal. Tras llevar a cabo un estudio de viabilidad, se capacitó a 70 familias en técnicas de manejo y envasado poscosecha y se prestó ayuda para crear la marca Verdurita, con la que se comercializan verduras de alta calidad en El Alto y en los mercados de La Paz.

"En diciembre de 2008, un grupo formado por 20 mujeres vendía hortalizas a restaurantes y supermercados, una actividad que generaba 32 dólares de ingresos mensuales por invernadero. A seis años de la conclusión del proyecto, la horticultura en carpas solares sigue siendo una actividad ampliamente practicada por las familias de la ciudad. Según una encuesta realizada en 2013, la producción de verduras ahorra a una familia media unos 60 dólares al mes en la compra de alimentos", resalta el estudio.

Además, añade, alrededor del 70 por ciento de los horticultores venden excedentes de producción, lo que genera unos ingresos en efectivo de unos 15 dólares al mes. En los invernaderos donde se cultivan también plantas en contenedores, la producción mensual puede representar hasta unos 100 dólares.

En 2009, Bolivia reconoció el derecho a la alimentación en su Constitución, y actualmente el Gobierno está finalizando una política nacional de alimentación y nutrición que se espera incluirá un Programa de Agricultura Urbana y Periurbana.

Dicho programa está ya siendo desarrollado por el Ministerio de Desarrollo Productivo y Economía Plural en colaboración con la FAO. Este año, cuando entre en vigor, el proyecto ofrecerá asistencia técnica e insumos para la producción agrícola en invernaderos familiares en 13 municipios del país.

Las mujeres lideran

La investigación de la FAO señala que las mujeres son la fuerza motriz de la agricultura urbana en muchos países, especialmente en el Caribe, Bolivia, Colombia, Ecuador, Honduras y Nicaragua. Una elevada proporción de las familias de agricultores urbanos están a cargo de una mujer: el 90 por ciento en Managua, el 86 por ciento en Haití, el 70 por ciento en la Ciudad de Belice y el 25 por ciento en Quito.

Los agricultores urbanos provienen de todos los grupos de edad y orígenes sociales, agrega. La mayoría, sin embargo, proceden de familias de bajos ingresos y practican la agricultura como una manera de reducir su gasto en alimentos y de obtener más ingresos por la venta de sus productos.

En 16 de los 23 países estudiados por la FAO, los agricultores urbanos o periurbanos obtenían algunos ingresos con esta actividad.

La principal ventaja ha sido mejorar el acceso a los alimentos, destaca el organismo. Los horticultores urbanos y sus familias disfrutaban de una alimentación más variada que otros habitantes de las zonas urbanas y tenían más probabilidades de consumir frutas y hortalizas con regularidad.



Pocos gobiernos promueven la agricultura urbana

La FAO afirma que para crear ciudades más verdes es necesario el apoyo de los gobiernos.

Sin embargo, solamente 12 de los 23 países estudiados por el organismo tienen políticas nacionales que promueven expresamente la agricultura urbana y periurbana.

El informe “Ciudades más verdes en América Latina y el Caribe” también ha constatado que este tipo de agricultura muchas veces no figura en la planificación y ordenación del uso de la tierra en las ciudades de América Latina y el Caribe.

La buena noticia es, sin embargo, dice la FAO, que la agricultura urbana y periurbana está claramente reconocida en el ámbito de las instituciones nacionales.

En Bolivia, por ejemplo, el Ministerio de Desarrollo Productivo y Economía Plural pondrá en marcha, con la asistencia de la FAO, un programa nacional de agricultura urbana y periurbana en 2014.

En un número creciente de ciudades, la agricultura urbana y periurbana es reconocida en planes de desarrollo urbano, como el caso de Rosario, Argentina, donde el municipio está construyendo un “circuito verde” de tierras agrícolas que atraviesa y rodea la ciudad. La producción de alimentos también está tomada en cuenta como uso legítimo no residencial de la tierra, a la par que el comercio, los servicios y la industria, en la ciudad de Belo Horizonte (Brasil).

La FAO subraya que la satisfacción de las necesidades alimentarias urbanas en todos los países requiere no sólo de agricultura urbana y periurbana, sino también de sistemas alimentarios que suministren una gran variedad de productos —y los distribuyan— a zonas urbanas en expansión, la comprensión de sus estructuras, del impacto de sus actividades en la inocuidad y calidad alimentaria, y cómo podrían incluir a los sectores vulnerables de la población urbana.



OTRAS CIUDADES VERDES EN AMÉRICA LATINA Y EL CARIBE

La habana, Cuba

La agricultura urbana en esta ciudad pasó rápidamente de ser una respuesta espontánea a la inseguridad alimentaria a ser una prioridad nacional. Durante este proceso, La Habana ha agregado una palabra nueva —organopónicos— al vocabulario de la agricultura urbana, dice la FAO.

Ciudad de México

La mayor parte de la agricultura del Distrito Federal de México puede calificarse como periurbana e incluso suburbana, y sobrevive gracias a la constante adaptación e innovación de los agricultores. Aunque aún es muy incipiente, la producción urbana de alimentos está aumentando.

Antigua y Barbuda

Gracias a un Programa nacional de horticultura doméstica, casi el 10 por ciento de la población de Antigua y Barbuda consume alimentos producidos en casa. El objetivo es cultivar 1.800 toneladas anuales de hortalizas en los patios de los ciudadanos.

Tegucigalpa, Honduras

Un proyecto introdujo técnicas agrícolas de alto rendimiento, pero de bajo costo en algunos de los barrios más pobres de Tegucigalpa. El resultado: abundantes cosechas de rábano, cilantro, lechuga y pepino y grandes ahorros en los gastos alimentarios de las familias.

Managua, Nicaragua

Los habitantes de Managua aprendieron buenas prácticas hortícolas en centros de capacitación y luego las aplicaron en sus patios traseros. Gracias a una producción sostenida durante todo el año, muchas familias duplicaron el consumo de hortalizas.

Quito, Ecuador

El Programa de agricultura urbana del Municipio de Quito proporciona a los vecinos de las 32 parroquias de la ciudad semillas y plántulas, insumos y materiales, formación empresarial y también aves, cuyes y abejas para crear sus propios huertos y granjas.

Lima, Perú

El Gobierno de Lima Metropolitana ha puesto en marcha un programa para promocionar la agricultura urbana en los 43 distritos de la ciudad. Sin embargo, también se necesita proteger la fértil área agrícola periurbana del crecimiento urbano exponencial, según el estudio de la FAO.

Belo Horizonte, Brasil

Belo Horizonte invierte 27 millones de dólares al año en programas de seguridad alimentaria que benefician a más de 300 mil ciudadanos diariamente. La agricultura urbana y periurbana es un componente integral de esta visión del desarrollo social incluyente.

Rosario, Argentina

Rosario ha incorporado plenamente la agricultura en su planificación del uso del suelo y en las estrategias de desarrollo urbano. Está construyendo un “cinturón verde” formado por huertos familiares, comunitarios y comerciales y parques huerta polivalentes.


Entregan equipo agrícola por más de Bs 2 millones

Los productores de trigo y amaranto del Departamento recibieron un impulso a su trabajo, con la entrega de maquinaria valuada en más de Bs 2 millones.
Segadoras, trilladoras, venteadoras, seleccionadoras de amaranto y dos máquinas combinadas fueron entregadas ayer, martes, a autoridades y productores de 19 municipios por el gobernador de Chuquisaca, Esteban Urquizu, en un acto que se realizó en la calle Destacamento 317.
La secretaria de Desarrollo Productivo de la Gobernación de Chuquisaca, Lucrecia Tolaba, dijo que la entrega de la maquinaria a las municipalidades es gratuita para que la pongan al servicio de los productores de trigo y amaranto. En promedio, cada municipio recibió dos maquinarias, señaló.
Sin embargo, hizo notar que las máquinas conocidas como combinadas fueron entregadas a los municipios de Tarabuco e Incahuasi, para que desde esos lugares presten los servicios de segado, seleccionado y embolsado de trigo u otro tipo de cereal a los municipios vecinos de Yamparáez y Mojocoya en el caso de Tarabuco, y Villa Charcas y Culpina en el caso de Incahuasi.
Tolaba explicó que ante la llegada de la temporada de cosecha, la Gobernación de Chuquisaca contratará 19 operadores en el transcurso de la presente semana, para que a partir de la siguiente se encarguen del funcionamiento de la maquinaria, pero, al mismo tiempo, capaciten a los productores locales en su manejo.


HABRÁ UN COSTO
DE FUNCIONAMIENTO
También manifestó que los servicios que preste la maquinaria tendrá un costo para cubrir los gastos de operación y que para ello se trabaja en definir una escala de precios.
Por otra parte, dijo que se gestionará una ley departamental para que la maquinaria sea transferida a las asociaciones de productores y no dependan de las municipalidades.

martes, 15 de abril de 2014

Agronomía, el rubro donde el tarijeño se destaca en Santa Cruz

El departamento de Tarija está de fiesta. Hoy, 15 de abril, se conmemora la batalla de la Tablada, que tuvo efecto en el año 1817, cuando un grupo de hombres, al mando de Eustaquio Méndez, derrotó al ejército español, que era dirigido por el coronel Mateo Ramírez. Este evento marcó el inicio de la independencia en ese departamento. Guillermo Moor es el presidente del Centro de los Residentes Tarijeños en Santa Cruz y el mismo habló de la situación en la que viven sus coterráneos en la "Ciudad de los Anillos". Moor nació en la localidad tarijeña de Concepción en 1956. Al salir bachiller se inclina por la carrera de Agronomía. Al concluir su periodo universitario, viaja a La Paz e ingresa a la academia de policía de donde se gradúa como subteniente. En la Sede de Gobierno, se decide por una segunda carrera, Derecho y se gradúa como abogado. Es presidente del centro, desde marzo del año pasado.

¿Cuál es la situación de los residentes tarijeños en Santa Cruz?
G.M.: Los residentes tarijeños somos un grupo de personas que por razones de estudio, trabajo, u otros, estamos en Santa Cruz. Una de nuestras prioridades es ponerle el hombro al engrandecimiento de esta tierra hermosa. Según datos estadísticos somos alrededor de 40.000 ciudadanos tarijeños, los mismos que están distribuidos en la ciudad y las provincias.

¿Han logrado identificar los problemas que sufre el tarijeño?
G.M.: Lamentablemente, no todos los residentes tarijeños en Santa Cruz, tienen una fuente de empleo. El hecho de tener un hogar, además de hijos, los obliga a tener una fuente laboral o desempeñar trabajos de manera dependiente por ejemplo. Y es que cuando uno busca un mejor horizonte, sobre todo pensando en la familia, tiene que trabajar en lo que se pueda.

¿En qué rubros económicos se destaca el tarijeño en Santa Cruz?
G.M.: La agronomía es uno de los campos donde destaca el residente tarijeño en Santa Cruz, y esto se debe al gran porcentaje de ingenieros agrónomos que se desempeñan en el departamento cruceño. Además de esto, existe un gran número de profesionales, como ser abogados, odontólogos y personas que trabajan en el día a día.

¿Cómo llegan los primeros residentes a la ciudad de Santa Cruz?
G.M.: Eso es algo difícil de responder, porque existen tarijeños en Santa Cruz de la Sierra, desde la época en que la ciudad abarcaba, solo el Casco Viejo y llegaba hasta el primer anillo. Por ello es increíble cómo Santa Cruz ha ido creciendo a través de los años. Y todo ello ha sido beneficioso, gracias a los ciudadanos, que de distintos lugares del país, han ayudado al crecimiento de Santa Cruz.

¿Ha aumentado el número de residentes en Santa Cruz?
G.M.: Al parecer esa estadística va de forma paralela a la que tiene el INE. Esto hace que comulguemos y avancemos del brazo con los hermanos cruceños. También existen empresarios, que tienen un gran patrimonio, y le ponen no solo el hombro, al desarrollo de la región.

¿Cuáles son los logros que tienen como centro de residentes tarijeños?
G.M.: No puedo responder esa pregunta, porque antes que yo estaban otras personas. Pero lo que sí hemos impulsado, es la unión entre los hermanos tarijeños. Por otro lado, en mi gestión estoy proponiendo que se tramite la personería jurídica para así constituirnos como entes jurídicos, y poder respaldar algún tipo de crédito.

¿Qué elementos culturales han quedado de la cultura tarijeña?
G.M.: La comida típica y el vino patero, el que tradicionalmente se hace con los pies, son algunas de las costumbres que han llegado a Santa Cruz, gracias a los hermanos tarijeños que han empezado a forjar un futuro en esta región oriental.

¿Qué proyectos tienen como centro?
G.M.: En junio convocaré a elecciones para hacer el cambio de mando y dejar así encaminado mi trabajo. Entre los proyectos que me gustaría que se consoliden, está el de la personería jurídica y lograr edificar un ambiente propio para el Centro de Residentes en Santa Cruz.

'Según datos estadísticos, somos alrededor de 40.000 ciudadanos tarijeños que vivimos en el departamento de Santa Cruz'.

Vivero producirá 350.000 plantas

l vivero municipal situado en la zona Pedro Domingo Murillo del Distrito 4, que pronto será inaugurado, producirá anualmente 350.000 plantas entre flores, ornamentales y arbustivas, según se informó desde el Proyecto Zonas Dignas.

Tiene una superficie de tres hectáreas y en su interior se construyeron nueve viveros signados bajo los siguientes nombres: Cartucho, pensamiento, kantuta, malva, margarita, clavel, rosa, jazmín y dalia y un tanque de agua. Y seis áreas de semi–sombra con platabandas, precisó la ingeniera de Proyecto Zonas Dignas, Maritte Gonzales.

Además de un vivero que producirá a través de un sistema de esquejes o gajos que pueden cortarse fragmentos de tallo e introducirlos en la tierra para producir raíces, las plantas enraizadas de esta manera serán idénticas a sus progenitoras, es decir, formarán con ellas un clon.

Todo el perímetro fue enmallado y cuenta con un área de administración y otras dependencias.

AVANCE Y FINANCIAMIENTO

En este proyecto de la Comuna, que tiene un 95 por ciento de avance físico, se invierte un millón de bolivianos financiado gracias al Ministerio de Medio Ambiente y Agua a través de la Entidad Ejecutora de Medio Ambiente y Agua (Emagua).

“El programa Zonas Dignas aprovecha la producción de los plantines para el proyecto de enlosetado que los hemos integrado a la producción de plantas forestales, florales, para el otro proyecto de jardineras en avenidas y calles”, remarcó Gonzales.

Para realizar esta edificación se recuperó el terreno que estaba a punto ser apropiado por los loteadores, gracias a la ayuda de los vecinos y los lavadores de agua, la Alcaldía apoyó con la maquinaria pesada junto a la Subalcaldía del Distrito 4.

lunes, 14 de abril de 2014

Ai Group consolida su mercado



La compañía Ai Group ha logrado consolidarse en el mercado de los agroquímicos, de semillas y de fertilizantes en Bolivia, y consiguió ubicarse en la lista de las primeras cinco empresas con mayor volumen de ventas, indicó el gerente de esta entidad comercial, Juan López Videla.

Los productos que comercializa son importados de proveedores de Japón, la India, China y Argentina.

“Contamos con un portafolio completo para los principales cultivos de nuestro departamento. Hemos firmado una alianza estratégica con la multinacional Sumitomo Corporation de Japón, la cual nos provee productos de marca y moléculas nuevas para innovar el mercado de los agroquímicos”, añade López.



Cobertura

Ai Group tiene entre sus logros el haber posicionado sus productos. Por ejemplo: la gente dice en cuanto a agroquímicos, “El Ultimátum de Ai Group”. En ese orden figura también Race RM.

La empresa cuenta con un recinto en el Parque Industrial de más de 7.000 metros cuadrados, con seis almacenes acondicionados para el almacenamiento de agroquímicos.

El éxito alcanzado se debe a que no solamente vende agroquímicos, semillas y fertilizantes, sino que brinda asistencia técnica. Ai Group ha invertido en personal, en vehículos, almacenes y en sucursales.

Cuenta con 60 funcionarios de planta, más de 1.300 clientes activos -con líneas de créditos- además de sucursales y almacenes en San Julián, Cuatro Cañadas, Yapacaní, San Pedro, San Pablo, Puesto Fernández y Los Andes (oficina y almacén) y ya incursionó en Beni. Ai Group, explica López Videla, “es una compañía de capitales bolivianos que forma parte del grupo BIG (Bolivian Investments Group), focalizado al agrobussines, conformado por personas con amplia experiencia en la industria de protección de cultivos. Tiene su sede en la ciudad de Santa Cruz de la Sierra, capital económica y agrícola de Bolivia”
LOGROS E HITOS ALCANZADOS

Posición. Ocupar en poco tiempo los primeros lugares en el ranquin de venta de agroquímicos en el mercado cruceño. Se ha ubicado entre las cinco empresas más grandes de Bolivia en ese campo.
Acción. Realizar una alianza estratégica con la multinacional Sumitomo de Japón, a través de Summitrago de Argentina, para proveer a sus clientes la ‘tecnología japonesa líder’
Organización. Lograr la conformación de un equipo humano comprometido con la misión y visión de la empresa, que está relacionada con la búsqueda universal de alta tecnología y servicio de calidad.

36 vehículos tiene para recorrer el departamento


La campaña de invierno tiene asegurada más de 90.000 t. de semilla certificada



Sí, la semilla fue la reina de la feria que para los agricultores realizó el Instituto Nacional de Innovación Agropecuaria y Forestal (Iniaf), dependiente del Ministerio de Desarrollo Rural y Tierras y la Alcaldía de Fernández Alonzo, en la población Chané Independencia que se encuentra a 92 kilómetros al norte de Santa Cruz de la Sierra.

En ese escenario se congregaron 45 empresas de todo el país, entre distribuidoras de variedad de semillas, comercializadoras de insumos agroquímicos, maquinarias y equipos agropecuarios.

Fue una feria muy concurrida, donde hubo ofertas de productos y servicios, contratos en negocios de adquisición de semillas, demostración de la maquinaria para el campo y asesoramiento técnico para los agricultores.

“Se han fiscalizado y certificado 96.000 toneladas de semillas para la campaña de invierno, entre maíz, girasol, soya, sorgo y forrajeras, que son las principales. De este total 80.000 toneladas se producen en Santa Cruz, y las 16.000 restantes se importan”, señaló el representante del Iniaf, Agapito Montaño.

La decimoprimera Feria de la Semilla de Chané Independencia ha registrado un crecimiento gradual, porque es el referente para encontrar la semilla adecuada para determinados tipos de suelo y clima, y así evitar o reducir al mínimo las pérdidas.

En este campo el Centro de Investigación Agrícola Tropical (CIAT), que ya lleva 39 años de vigencia, ha jugado el rol determinante en gradual mejoramiento de la calidad de las semillas.

En el evento, el CIAT, que es el brazo técnico de la Secretaría de Desarrollo Productivo de la Gobernación cruceña, hizo prevalecer su importancia en lo que es transferencia e investigación liberando diversas variedades de semilla desde su creación, en 1976, hasta la actualidad: 20 variedades de trigo, 24 de arroz, 42 de soya y 11 de maíz.

“El productor simplemente selecciona lo que le conviene, para eso es esta muestra, donde entre semillas, insumos, equipos y otros más, hay un total de 1.300 productos”, añadió Montaño.

El Instituto de Investigación Agrícola El Vallecito, de la Universidad Gabriel René Moreno, Anapo, la Unidad de Producción de Semilla de Papa de Cochabamba (SEPA), la empresa Agrocachete, Fundacruz, el Gobierno Municipal de Fernández Alonzo y la Secretaría de Desarrollo Productivo estuvieron entre las decenas de expositores, donde hubo incluso muestra sobre cultivo de peces.



Defensa de las transgénicas

En la ocasión el presidente de la Asociación Nacional de Productores de Oleaginosas y Trigo (Anapo), Demetrio Pérez, llamó a las autoridades y determinados sectores de agricultores a no satanizar las semillas transgénicas, porque eso es parte del avance hacia la meta de obtener calidad y cantidad de granos. “Eso es tecnología, no vamos a rechazar los avances tecnológicos que se dan en todos los campos. Es como tener un vehículo de última generación, y que por no conocer sus propiedades se lo tenga que rechazar”, agregó.



Sanidad

La ministra de Desarrollo Rural y Tierras, Nemesia Achacollo, que estuvo en el acto inaugural de la feria, indicó que la cartera a su cargo ahora está dedicada a promover la sanidad de los productos alimenticios para que se puedan exportar, como frejol, maní, chía, quinua y carne, que tienen mercados extranjeros, pero que falta su certificación.

“Antes no le daba importancia a la fiebre aftosa, pero luego fui conociendo su afectación en la gente y ahora estamos en campaña para erradicar este mal que se dará hasta el 30 de mayo”, indicó



Gobernación comprará dos laboratorios: de suelo y de biotecnología

El titular de la Secretaría de Desarrollo Productivo de la Gobernación, Luis Alberto Alpire, anunció en la feria la compra de dos laboratorios, uno de biotecnología y otro de suelo, con un presupuesto de Bs 5 millones que serán instalados en la estación experimental del CIAT en Saavedra.

Alpire explicó que la implementación de estos nuevos laboratorios tiene la finalidad de reducir el tiempo del proceso de la investigación para liberar las diversas variedades de semillas de seis años a solo dos o tres años, hecho que permitirá garantizar la provisión de importante insumo básico para la producción de alimentos.

Por otro lado, dijo que “en 2006 se inundaron 13.000 hectáreas de cultivo en este municipio (F. Alonzo), y ahora se ha reducido a solo 100, gracias a los defensivos que se han implementado desde entonces”.

No podemos exportar frutas; debemos controlar la sanidad para sacar fuera del país
Nemesia Achacollo - Ministra de Desarrollo Rural y Tierras

2.4 Millones de hectáreas de diversas variedades se cultivan en este departamento

20 Variedades de semillas de trigo y 29 de arroz ha logrado investigar y certificar el CIAT