viernes, 31 de julio de 2015

Apia y Enserbic firmaron convenio Darán financiamiento directo para el agro

La Asociación de Importadores de Insumos Agrícola (APIA), a través de sus empresas asociadas, otorgará créditos en maquinarias e insumos para el sector agroindustrial. Para tener mayor seguridad y disminuir los riesgos de la mora, firmó un convenio con la Entidad de Servicios de Información (ENSERBIC), el cual a través del servicio Infocenter, dará información de todos los clientes que necesiten financiamiento.

Metodología. Marcelo Traverso, presidente de Apia, explicó que este método les ayudará a las 60 empresas afiliadas a esta asociación, a tener información de todos aquellos productores que necesiten un crédito; es decir, que facilitarán la otorgación del 100% de los insumos y maquinarias, siempre y cuando no tengan deudas con otra entidad. "Lo que ofrece Infocenter nos permite tomar decisiones más rápidas y facilitar al cliente o agricultor un crédito más ágil, hoy en día los créditos se tienen que dar en base a la confianza para tener confianza hay que tener información", indicó Traverso.

Para minimizar riesgos. Por su parte Gabriel Dabdoub, presidente de Enserbic, indicó que se quiere facilitar el financiamiento al agro en Bolivia, para ello se debe contar con información oportuna y accesible sobre las obligaciones y antecedentes financieros, comerciales, tributarios, laborales, de seguros, así como información histórica y actualizada de orden financiero resulta vital para la toma de decisiones que minimicen riesgos en las empresas.

Mayor rapidez. A su tiempo, Marcelo Traverso informó que se ha dado crédito de $us 300 millones a este sector y se lo hace sin muchos trámites y con el mínimo de garantías, a diferencia de las entidades bancarias que el proceso dura más tiempo y en algunos casos la garantía es el 100% de la cosecha.

Destacan dos proyectos para conservar maíz



En las comunidades campesinas de O´Connor e indígenas de Yacuiba, se desarrollaron dos experiencias para lograr un buen almacenamiento de la cosecha de maíz en chala o mazorca. Ambos fueron supervisados por los técnicos del CERDET, Jorge Bejarano y Máximo Gonzales.

La primera experiencia, con la aplicación de cal hidratada en el troje o zarzo (especie de choza hecha de pura madera con cierta elevación del suelo), para disminuir el ataque de plagas, como el gorgojo. Para esto se aplica o espolvorea cal viva o hidratada en la base del zarzo hasta llegar a una altura de 40 a 50 centímetros. Luego se coloca al lado otra fila de mazorcas con chala de manera uniforme, nuevamente se aplica la cal y así sucesivamente hasta la culminar el llenado del troje.
Estos polvos actúan porque tienen un efecto abrasivo o de absorción de los lípidos de la epicutícula, facilitando la pérdida de agua, lo cual causa la muerte de los insectos.
La segunda experiencia es el uso de ceniza en la conservación de maíz en troje mejorado, y para eso es importante la selección de las mazorcas que deben estar completamente cerradas y sanas, es decir, que las brácteas cubran íntegramente la mazorca y que estén libres de insectos. Solo se deben almacenar mazorcas sanas y secas en el troje.
Una vez ordenadas las mazorcas en filas, una al lado de la otra, se aplicará ceniza para prevenir el ataque de gorgojos. Aplicando hasta terminar el llenado del troje o zarso. La ceniza de “marlo” de la mazorca o de cebil (árbol), son las más indicadas para aplicar.
Se debe revisar el troje cada semana para descubrir presencia de gorgojos o polillas, en cuyo caso se debe retirar el producto infestado y repetir el proceso de limpieza, selección y aplicación preventiva de insecticida.

EN LA REGIÓN DEL CHACO CHUQUISAQUEÑO Investigación recupera 120 especies nativas forrajeras


COLOQUIO

Beisa 3 organizó un coloquio internacional ayer, para compartir resultados de sus investigaciones que desarrolla en cuatro municipios del Departamento.

El pastoreo del ganado vacuno por ramoneo no tiene otra alternativa que regenerar el bosque y la única posibilidad es cerrar determinadas áreas para evitar el pastoreo permanente de los animales. En ese sentido, el proyecto Beisa 3, como resultado de una investigación bajo el sistema de cerramientos eléctricos, logró recuperar 120 especies forrajeras que, en un futuro próximo, mejorará la calidad de alimentación del ganado vacuno.

El responsable del componente Agroforestería Beisa 3 de la Universidad San Francisco Xavier, Manuel Jiménez, informó que el pastoreo permanente del ganado vacuno en espacios deforestados para la producción agrícola y la explotación maderera, son dos elementos que provocan la degeración de suelos en la región del chaco chuquisaqueño o en sectores donde el pastoreo de la ganadería es por ramoneo, es decir, se alimentan de plantas.

De hecho, estas condiciones impiden que las plantas forrajeras se desarrollen y cada vez las posibilidades de alimentación para el ganado vacuno sean menores en cantidad y calidad.

Ante estas circunstancias, dijo Jiménez, el Componente de Agroforestería Beisa 3 arrancó con la investigación cerramiento de parcelas para recuperar especias forestales nativas en la comunidad de Iripití del municipio de Villa Vaca Guzmán.

Explicó que los cerramientos de las parcelas motivo de investigación se realizaron con cerco perimetral eléctrico y al cabo de 17 meses de investigación, los resultados arrojaron 120 especies nativas recuperadas.

Jiménez aseguró que este es el único sistema que se puede utilizar para recuperar la riqueza de los suelos de zonas boscosas y que la utilización de los cercos perimetrales eléctricos no son caros porque funcionan con paneles solares y son mucho más baratos que los cercos con alambre de púa.

Recordó que actualmente una cabeza de ganado vacuno necesita entre 15 y 20 hectáreas de zona boscosa para alimentarse, mientras que con la recuperación de especias forrajeras nativas se puede llegar hasta ocho hectáreas, pero esa superficie se puede reducir mucho más.

El responsable de la investigación dijo que el trabajo se realizó conjuntamente la Municipalidad de Villa Vaca Guzmán y en vista de los buenos resultados se piensa extender a otras regiones del Departamento, para que más productores ganaderos apliquen este sistema de recuperación de especies nativas forrajeras.

Santa Cruz sede Hoy es el Día del Trigo

La Asociación de Productores de Oleaginosas y Trigo – Anapo, conjuntamente la Cooperativa Agropecuaria Integral Colonias Okinawa – Caico y el Gobierno Municipal de Okinawa, organizan el Día Nacional del Trigo, en su versión 22, hoy viernes 31 de julio en Okinawa desde las 8 de la mañana, informaron en Anapo, desde Santa Cruz.

El evento es realizado cada año en la denominada Capital Triguera de Bolivia, con el objetivo de mostrar las tecnologías innovadoras disponibles para mejorar la productividad del cultivo de trigo y de confraternizar entre los productores, los industriales, los investigadores y representantes de casas comerciales.

Reinaldo Díaz, presidente de Anapo, informó que se harán demostraciones de campo con nuevas variedades de trigo, manejo de suelos, fertilización de base y foliar y de paquetes tecnológicos de las casas comerciales para el manejo y control de las principales enfermedades.

También habrá un área de exposición estática de maquinaria agrícola como sembradoras, fumigadoras y cosechadoras con tecnología de precisión, además de demostración de maquinaria y el área ferial para la promoción de diversos productos y servicios para el sector agropecuario.

Este año se realizará en forma oficial el lanzamiento de dos variedades de trigo: Bibosi y San Lucas, del Ciat y Semexa, respectivamente.

Seguro beneficia a 272 mil hectáreas de cultivos

En tres años de vigencia, el Seguro Agrario “Pachamama” casi triplicó la superficie productiva atendida. El director del Instituto Nacional del Seguro Agrario (INSA), Erick Murillo, señaló que de 91.000 hectáreas (h) pasó a 272 mil en todo el país, según informó.

“Luego de la promulgación de la Ley 144 de la Revolución Productiva Agropecuaria y Comunitaria, se ha procedido a planificar e implementar el Seguro Agrario Pachamama, con el que, en tres años de vigencia, la superficie asegurada se ha ido incrementando de 91 mil hectáreas a más 272 mil”, indicó a los medios estatales, tras el balance realizado por la autoridad en las postrimerías del 2 de Agosto próximo cuando se celebra el "Día de la Revolución Productiva”.

CIFRAS

En ese marco, explicó que el primer año del seguro en su modalidad “Pirwa”, campaña agrícola 2012-2013, se dio cobertura a cerca de 91.226 hectáreas de cultivos en 63 municipios, de los cuales se logró indemnizar a 7.141 familias productoras con un monto de Bs 7.601.460.

En la campaña agrícola 2013-2014 dijo que este beneficio brindó una cobertura a 107 municipios de La Paz, Oruro, Potosí, Cochabamba, Tarija, Santa Cruz y Chuquisaca, donde la superficie asegurada alcanzó a 175.815 hectáreas de cultivos, de las cuales sólo 19.910 hectáreas fueron indemnizadas con alrededor de Bs 18 millones en favor de 23 mil productores.

CAMPAÑA AGRÍCOLA

Murillo agregó que en el tercer año de implementación, en la campaña agrícola 2014-2015, se amplió las hectáreas aseguradas a 272.874, de las que se prevé indemnizar Bs 5 millones, debido a que se considera a esta gestión agrícola como “buena” porque no se presentaron daños mayores a la superficie cultivada a consecuencia de los fenómenos climáticos.

“Entonces, podemos decir que los resultados en la implementación del seguro, han sido más que positivos por el incremento en la superficie, el número de municipios y familias aseguradas”, sostuvo.

Asimismo, explicó que las afectaciones a los cultivos se produjeron por los fenómenos climáticos relacionados con la sequía como ocurrió el primer año de implantación del seguro; asimismo, al exceso de humedad en el segundo y por helada y granizada el tercer año.

jueves, 30 de julio de 2015

Santa Cruz activa plan de emergencia para el agro

Las fuertes lluvias que cayeron en Santa Cruz causaron serios problemas en el sector agropecuario y productivo, además de afectar las vías de acceso a los municipios y comunidades de la zona norte del departamento.

Ante esta situación, la Gobernación de Santa Cruz, en coordinación con el sector empresarial agroproductivo activó ayer un “Plan de Emergencia” para garantizar la seguridad alimentaria, ya que muchos cultivos se vieron afectados.

El gobernador Rubén Costas destacó el trabajo que se ha venido desarrollando a través del Servicio Departamental de Caminos (Sedcam) para el mantenimiento y apertura de nuevos caminos, y el Servicio de Encauzamiento de Aguas del Río Piraí (Searpi) en la construcción de defensivos de ríos.

“Ya son ocho años que en Santa Cruz no se ha tenido que lamentar desastres y esto se debe a la inversión que hemos realizado para construir los más de 670 kilómetros de defensivos que han protegido 2,7 millones de hectáreas agrícolas y ganaderas, además del mantenimiento constante de las diferentes rutas departamentales”, señaló.

Costas agregó que pese a los escasos recursos que maneja, el Gobierno Departamental asume el compromiso de apoyar el plan, ya que debido a las fuertes lluvias muchos de los cultivos han sido afectados.

CAO

El presidente de la CAOI, Julio Roda, dijo que el plan de emergencia se desarrollará de manera coordinada, ya que los productos que se cultivan en el departamento abastecen a siete de cada 10 personas en el país.

Por ahora, técnicos del Gobierno nacional y de la CAO evalúan y cuantifican los daños.

Manejo sostenible de suelos

Un tercio de los suelos de Bolivia se degradan por realizar prácticas insostenibles, como el uso excesivo de maquinaria agrícola en el occidente y oriente del país, el uso de fertilizantes químicos porque el suelo está perdiendo la capacidad de producir, la falta de normativas que regulen el uso y manejo del recurso suelo, la deforestación en áreas no permitidas y la quema de pastizales, cultivos y restos de deforestación.

Esto amenaza la futura seguridad alimentaria y los medios de sustento de los pequeños, medianos y grandes agricultores.

Uno de los primeros pasos para hacer un manejo sostenible de tierras es realizar un estudio de suelos y un análisis de laboratorio.

Los muestreos de suelos deben realizarse cada dos a cuatro años, si se quiere realizar un seguimiento al suelo.

Una buena producción necesita de un suelo fértil, pero éste no necesariamente es productivo.

Entre las prácticas sostenibles de suelos tenemos: Reciclar los nutrientes del suelo a través de la incorporación de estiércoles de animales. Siempre se debe dejar cobertura en el suelo. Se debe adicionar biofertilizantes. Realizar siembra directa. Migrar hacia sistemas agroforestales. Adaptar nuevas tecnologías amigables con el suelo. Y maximizar los rendimientos. Si manejamos sosteniblemente el suelo aumentamos en un 58% el rendimiento de los cultivos.

La prevención, conservación y restauración de suelos es vital para mantener el suelo que se considera un recurso no renovable.

Debemos pretender tener un sistema nacional de información de monitoreo de suelos, además de elaborar un mapa nacional del suelo a una escala 1:25 mil, que permita establecer políticas de manejo sostenible de suelos para que, en los procesos de toma de decisiones, se adopten prácticas adecuadas de uso del suelo.

Por lo tanto, ningún gobierno está en situación de eludir la obligación de elaborar una política de conservación de suelos, de la cual forma parte esencial la labor de investigación, difusión y capacitación, de manera coordinada con los sectores involucrados.

La intensificación sostenible es el nuevo paradigma de la agricultura.

(*) Ingeniero Agrónomo

carlosugartetapia@gmail.com