sábado, 29 de agosto de 2015

El precio del tomate se incrementa en los mercados de La Paz

La harina nacional rebajó de precio debido al ingreso del producto importado, según reconoce el propio Gobierno.

El precio del tomate registró un incremento de entre 4 y 8 por ciento para los comerciantes mayoristas, por lo que el alza es mayor para los consumidores finales.

El informe que diariamente publica el Ministerio de Desarrollo Rural señala que subió de precio el tomate nacional de Saipina y el importado del Perú, debido a que "registran mayor demanda". También hay un incremento de precios de la papalisa; el locoto, debido a que ingresan a La Paz en menor cantidad desde Cochabamba; al igual que la arveja, procedente de la zona productora del Luribay; también el maíz choclo, que procede del sector Illimani.

El tomate, junto a la papa y el pollo, se convirtieron en los últimos años en productos sensibles que modificaron, incluso, las previsiones inflacionarias que había establecido el Gobierno.



EL PORCENTAJE DEL INCREMENTO. Según el informe que publica el Ministerio de Desarrollo Rural, el incremento del kilo de tomate el jueves en la ciudad de La Paz fue de entre un 4 y más de 8 por ciento. El kilo del tomate mediano pasó de 2.64 a 2.75 bolivianos, mientras el kilo del producto importado registró un incremento de 2.93 a 3.18 bolivianos. Se trata de un incremento que se registra para los mayoristas, por lo que el incremento es mayor para los consumidores finales, según señalaron algunas comerciantes.

En el caso de la arroba de papalisa, el incremento fue del casi 7 por ciento, es decir que pasó de 37,50 a 40 bolivianos la arroba, mientras que la arroba de arveja subió de 75 a 80 bolivianos. En el caso del locoto mediano la subida es casi del 3 por ciento, pues el kilo pasó de 7,61 a 7,83 bolivianos. Finalmente, el incremento del choclo mediano llegó a 3,45 por ciento, es decir que 100 unidades costaban 145 y ahora cuestan 150 bolivianos.

Otro dato que llama la atención es la reducción del precio del quintal de la harina blanca nacional, que pasó de un poco más de 237 a más de 235 bolivianos, que representa una reducción del 0,86 por ciento. Mientras que el quintal del producto importado se mantiene en un poco más de 160 bolivianos.

El informe del Ministerio de Desarrollo Rural señala que bajó la harina nacional "que procede del departamento de La Paz", debido a que registra menor demanda ante la competencia del producto que ingresa de Argentina con precios competitivos".

Este hecho obligó al Gobierno a justificar la suspensión de la subvención que se les entregaba a los panificadores en mayo, por lo que el sector decidió incrementar el precio del pan de 0,40 a 0,50 bolivianos en el mes de junio. El Ejecutivo señaló que no se justificaba la subvención, debido a que el precio de la harina se redujo y por tanto, tampoco se podía argumentar un incremento del precio del principal alimento de las familias bolivianas, pero la subida se impuso en La Paz.



EN LOS SIETE MESES DE LA GESTIÓN 2015, el índice de precios al consumidor (IPC) llegó a 1,71 por ciento, menos del 3,81 por ciento que llegó en similar período de 2014. Esto debido a que el precio de la cebolla presentó una incidencia positiva de 0,29 por ciento, pero también debido al incremento del precio del tomate que llegó al 0,06 por ciento. También registró un alza de la arveja en el mismo nivel que el tomate.



12,55 bolivianos costaba el kilo de pollo en la ciudad de La Paz, debido a una sobre oferta, según el informe diario.

viernes, 28 de agosto de 2015

Expertos ven que urge un marco normativo para los transgénicos

En el foro Biotecnología para Bolivia: primero el Agricultor -evento para realzar los 40 años de vida de la Asociación de Proveedores de Insumos Agropecuarios (APIA)-, los expertos internacionales José Perdomo, presidente de Croplife Latin America, y Ricardo Pedretti, gerente del Instituto de Biotecnología Agrícola de Paraguay (Inbio), coincidieron en señalar que en Bolivia urge un marco normativo para la adopción de la biotecnología como una herramienta para mejorar los sistemas de seguridad alimentaria.

A decir de Perdomo, América Latina es hoy un supermercado de alimentos para el mundo. En ese contexto, dijo que Bolivia, a pesar de tener tierra, recursos ambientales, mano de obra, mecanización, no aprovecha esta coyuntura para alinearse entre los países agroexportadores.

Hizo notar que Bolivia debe apostar de prisa por un marco regulatorio para seguir el ritmo global del tren de la biotecnología y permitir la incursión de multinacionales para desarrollar trabajos de investigación a fin de minimizar los riesgos de biosanidad en el uso de transgénicos.
Como referencia global, Perdomo sostuvo que hay experiencias validadas de proveedoras de insumos agrícolas que invierten en promedio $us 130 millones y trabajan en investigación hasta 13 años antes de lanzar un material transgénico al mercado. Mencionó que son 28 los países en el mundo que producen a base de biotecnología y que hay 18 millones de hectáreas sembradas e igual cantidad de pequeños agricultores usando materiales transgénicos.

Respecto a las ventajas del uso de la biotecnología, Pedretti indicó que desde que Paraguay adoptó la biotecnología en los sistemas de producción de soya, maíz y algodón -se remonta a 2005- ha dado un salto cuantitativo y cualitativo que coloca al país guaraní entre los referentes de producción y exportador de dichos cultivos.

Indicó que la tecnología aplicada en la agricultura ha permitido a los productores paraguayos afrontar de manera eficaz la sequía y la proliferación de enfermedades, además de recuperar áreas improductivas.

En sintonía con los expositores, el titular de APIA, Marcelo Traverso, indicó que la biotecnología aplicada a la agricultura en un adecuado marco regulatorio permitirá al país aumentar la tan necesaria productividad, mejorar la calidad de vida rural a través del incremento de los ingresos del agricultor y generar mayores agroexportaciones.

Agenda oficial pendiente

Cabe recordar que en la cumbre agropecuaria Sembrando Bolivia -se realizó en abril- se definió la creación de un comité nacional para desarollar un marco normativo de bioseguridad.

Se buscó, sin éxito, información oficial para conocer los avances al respecto. El viceministro de Desarrollo Rural tenía desactivado su equipo móvil

Conservan variedades de papas andinas en el hielo del Ártico

Una serie de semillas de variedades de papas de los pueblos andinos, consideradas perdidas hasta ahora, fueron salvaguardadas para el futuro de la humanidad en el depósito mundial de semillas localizado en el Círculo Polar Ártico, indicó ayer la FAO.

"Las distintas variedades de papa, uno de los cultivos básicos más importantes del mundo, quedarán almacenadas a perpetuidad en las profundidades del hielo del Ártico", anunció la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO).

El acto oficial de entrega de las variedades fue celebrado en el Depósito Mundial de Semillas de Svalbard, en Noruega, una instalación situada en el permafrost (capa de hielo subterránea) al norte del Círculo Polar Ártico, informó en un comunicado la agencia de Naciones Unidas.

A la entrega asistieron el director general de la FAO, el brasileño José Graziano da Silva, además de científicos y delegaciones de Perú, Costa Rica y Noruega.

El depósito cuenta con más de 860.000 semillas de cultivos alimentarios de todo el mundo y su funcionamiento está financiado conjuntamente por el Fondo Mundial para la Diversidad de Cultivos (Global Crop Diversity Trust) –cuya misión es conservar la diversidad de cultivos del planeta para la seguridad alimentaria de las generaciones actuales y futuras– y el gobierno de Noruega.

Entre los asistentes figuraban también representantes de las comunidades indígenas andinas que colaboraron en la creación del Parque de la papa, en Cuzco, Perú, quienes depositaron 750 semillas de papa.

Asistieron también científicos del Centro de Investigación Agrícola de la Universidad de Costa Rica, quienes aportaron varios parientes silvestres de la papa a la colección.

La papa: "un gigante humilde"

La papa o patata, que se cultiva en todo el mundo, es originaria de los Andes de América del Sur y se calcula que los agricultores andinos cultivaron a lo largo de la historia más de 2000 variedades en todas las formas, colores y tamaños.

"Este admirable tubérculo, bajo en grasa y rico en proteínas, calcio y vitamina C, se cultiva en todos los continentes habitados por el hombre. Es el tercer alimento más consumido en el mundo, proporcionando sustento a más de 1000 millones de personas", subrayó la FAO, que lo calificó "un gigante humilde".

"En pocas décadas, los sistemas alimentarios de nuestro planeta tendrán que alimentar a otros 2.000 millones de personas. Producir más alimentos –y más nutritivos– se hará aún más difícil como consecuencia del cambio climático. La biodiversidad agrícola es esencial para hacer frente a estos desafíos", advirtió Da Silva.

Para el agro Incentivan uso de la biotecnología

Con el objetivo de brindar información sobre la labor del agricultor como actor principal en la producción de alimentos y el buen uso de las herramientas tecnológicas de punta, la Asociación de Proveedores de Insumos Agropecuarios (APIA) y el Instituto Boliviano de Comercio Exterior (IBCE), organizaron el VII Foro “Biotecnología para Bolivia", que se realizó la jornada de ayer en las instalaciones de la Cámara de Industria y Comercio ( Cainco).

El evento tuvo expositores reconocidos internacionalmente como José Perdomo, Presidente Ejecutivo de Croplife Latin América, y Ricardo Pedretti, Gerente del Instituto de Biotecnología Agrícola del Paraguay. Se tocaron temas como los grandes avances que ha experimentado la biotecnología en los últimos años, han permitido que lentamente se vayan utilizando nuevas técnicas para asegurar a los consumidores la calidad de los alimentos.

Fase II del proyecto Cultivo de Q´awchi benefició a 4.000 familias

La fase II del proyecto Cultivo de Q´awchi, aplicado por la Secretaría de Medio Ambiente y Madre Tierra de la Gobernación, que comenzó el

2014, benefició a 4.678 familias de diferentes municipios donde existen suelos salinos.

Esta especie nativa presenta una gran resistencia a las heladas y sequia, en la fase II se prevé sembrar 1.500 hectáreas de suelos desérticos.

Ayer se realizó la feria municipal de la semilla del q´awchi en el municipio de El Choro donde se mostró los resultados y avances del proyecto "Recuperación de Suelos Mediante el Cultivo del Q´awchi", además se explicó los beneficios de esta especie salina que no solo permite la recuperación de los suelos desérticos sino también sirve como alimento para el ganado.

La secretaria de Medio Ambiente y Madre Tierra, Teodolinda Choque, indicó que el proyecto alcanza a varios municipios del departamento con el propósito de recuperar los suelos salinos por las características que tiene la planta.

Señaló que se trabaja con el proyecto en los municipios de Toledo, El Choro Soracachi, Sabaya, Chipaya, Escara, Pampa Aullagas, Quillacas, Eucaliptus, Litoral de Yunguyo y Cruz de Machacamarca.

Explicó que el objetivo del proyecto es recuperar los suelos salinos que no tienen cobertura vegetal con el q´awchi, considerando que esta planta tiene condiciones de adaptarse a este tipo de suelos, hecho que coadyuva a los pobladores en el manejo de recursos naturales.

Por su parte el alcalde de El Choro, Vladimir Challa Huaca señaló que se continuará promoviendo e incentivando al productor para que realice la siembra de la planta nativa, la cual además sirve como alimento para el ganado ovino.

"El q´awchi es considerado como un nutriente esencial para el ganado ovino, ya que hace que su carne sea más suave y que su lana sea más fina" sostuvo.

Erosión ataca 60% de suelos fértiles

Alrededor de 2.1 millones de hectáreas están en proceso de degradación por el uso intensivo que reciben. La cantidad representa el 60% de los suelos que conforman la frontera agrícola, según dijo este miércoles el viceministro de Tierras, Johnny Cordero.

“Hemos notado mucha degradación de los suelos, casi 2.1 millones de hectáreas que estuvieran en proceso de degradación de los 3.5 millones que tenemos como frontera agrícola”, manifestó el viceministro.

Cordero precisó que las zonas en riesgo son principalmente la región andina conformada por los departamentos de La Paz, Oruro y Potosí por el cultivo de quinua y sectores de la región del oriente por los cultivos de sorgo y soya.

Indicó que 2015 fue declarado por la FAO como Año Internacional de los Suelos; sin embargo, Bolivia, para encarar esta declaración, “en tema de normativa legal está muy corto”.

La autoridad señaló que el país solo cuenta con un Decreto Supremo sobre suelos, resultado de la Cumbre Sembrando Bolivia, realizada en abril de la presente gestión, para enfrentar esta realidad.

“Este Decreto Supremo nos está permitiendo que podamos encarar programas y proyectos especialmente en la zona andina. Ya nos hemos reunido con la Gobernación de Oruro para trabajar con los sectores de quinua, que están produciendo más y no están oxigenando los suelos”, señaló.

El viceministro dijo que en el país existen casi 18 millones de hectáreas potenciales para la agricultura, de las cuales alrededor de 7 millones ya tuvieron actividad humana; de esa cantidad, 3.5 millones conforman la frontera agrícola y de esta 2.1 millones de hectáreas están en riesgo de degradación.

jueves, 27 de agosto de 2015

Amplían la cobertura del seguro agrícola en el país

Arranca la cuarta campaña del Seguro Agrícola Integral Pachamama (2015-2016) con 40 millones de bolivianos para cubrir 300.000 hectáreas productivas y llegará a 160 municipios informó el director del Instituto del Seguro Agrario (INSA), Érick Murillo.
"Hoy (ayer) comienza el registro del seguro agrario en su cuarta versión. Para la cuarta campaña vamos a solicitar aproximadamente 40 millones de bolivianos, dado que estimamos tener más de 300.000 hectáreas registradas con más de 150.000 familias beneficiarias”, afirmó Murillo durante el acto de inauguración de la campaña en la Vicepresidencia.
Para 2015-2016 se incrementará la cobertura de 141 a 160 municipios, principalmente en los departamentos de Beni y Pando.
En la primera campaña agrícola se dispuso de 8,5 millones de bolivianos y se indemnizó con 7,6 millones de bolivianos a 7.141 familias productoras. En la segunda versión se contó con 24 millones de bolivianos, se emplearon 18 millones de bolivianos para más de 23.000 familias.
En la tercera se tenía 30 millones de bolivianos y el principal desastre atendido fue la granizada que afectó a 5.500 hectáreas de cultivos. Se canceló aproximadamente 5,5 millones de bolivianos.
"La siniestralidad en la campaña 2014 - 2015 fue menor, sólo llegó a 1,8%”, aseguró.
El seguro protege la producción de papa, maíz, trigo, cebada, avena, quinua, haba y frijol de los desastres naturales. Se analiza ampliar a la alfalfa.
Para recibir cobertura se necesita ser agricultor en ejercicio y pertenecer a una comunidad, llenar un formulario de forma gratuita acompañado de una copia de la cédula de identidad.
En casos de desastres naturales, el seguro cubre las parcelas afectadas con 1.000 bolivianos por hectárea.