domingo, 29 de marzo de 2009

Haba boliviana llega a Europa

Productores de Potosí se han convertido en importantes proveedores de haba para países extranjeros de Europa como España, Francia y otros.

La Asociación de Productores de Haba (Asohaba) de este departamento, que reúne a u-nos 506 microempresarios de 20 comunidades de los municipios de Puna y Caiza “D” de la provincia José María Linares, han desarrollado capacidades para poder llegar a los consumidores más exigentes de los mercados europeos con un producto de alta calidad.

Se espera que este año Asohaba pueda enviar 200 toneladas de haba seca al exterior y se convierta en la asociación más grande de haba de Bolivia, informó Paúl Meruvia, coordinador de Altiplano del proyecto de Acceso a Mercados para Alivio a la Pobreza (MAPA).

Indicó que Usaid, a través del proyecto Mapa 2, colabora para que los socios de Asohaba logren sus objetivos de mejorar sus ingresos y ampliar su mercado.

El 3 de marzo de 2009 salió del municipio de Puna, el séptimo contenedor con un total de 18 toneladas haba calibre 9-11 (haba de primera calidad) rumbo a España cumpliendo de esta forma ya con 140 toneladas de haba exportada con un valor de aproximadamente 1.078.000 bolivianos.

Los productores de Asohaba buscaron alianzas comerciales con la empresa exportadora Gracebol y contrataron a profesionales para ser asesorados.

Beneficios

“Estos acuerdos comerciales mejoran los ingresos de familias pobres de Potosí dedicadas a la producción agrícola, generando mejores ingresos de divisas al país y fuentes de trabajo, promoviendo además el desarrollo de empresas de exportación”, explicó Meruvia.

Para Asohaba exportar significa planificar el cultivo de un producto de primera calidad con tecnología apropiada y centros de acopio.

“Preguntémonos qué pasaría con esa producción si no se exportara. Dónde se vendería y a qué precios. La respuesta sería a los rescatistas, a precios bajos y a pérdida para el productor”, señaló Meruvia.

Cultivo de haba en Potosí

Rendimiento

Unos 506 socios de Asohaba tienen un rendimiento promedio de 2,6 toneladas métricas (TM) por hectárea de haba.

Envíos

La asociación ha exportado un total de 1.374 TM de haba seca de tres calibres, en tres años, generando un ingreso total de 764.940 dólares.

EXPERIENCIA

La Asociación de Productores de Haba (Asohaba) fue fundada el 21 de agosto de 1995, bajo la iniciativa de algunos productores de las comunidades de la zona.

Posee personería jurídica y trabaja actualmente con 506 familias de 20 comunidades. Desarrolla sus actividades en los municipios de Puna y Caiza “D”.

En sus tres primeros años, Asohaba contó con el respaldo de organizaciones no gubernamentales, que le permitieron realizar sus primeras acciones de mejorar la producción del haba con la introducción de nuevas variedades, establecer la modalidad de comercialización comunitaria y realizar sus primeros intentos de exportar su producto.

De mayo de 1988 hasta junio 2002, logró establecer un sistema de comercialización con criterio de sostenibilidad para los pequeños productores.

Ventana

“La enfermedad de una marca debe ser tratada”

Hace unos días, conversando con una colega experta en el tema de marca de productos y/o servicios reflexionábamos sobre el cambio que existe en el concepto de ciclo de vida del producto. Hoy los ciclos de vida son cada días más cortos, están cambiando permanentemente al ritmo de las demandas de nuestras sociedades.

Lo que me recuerda que en un libro de marketing de autor brasileño menciona que los clientes de hoy somos una especie muy rara denominada camaguros (mezcla de camaleo-nes y canguros) debido a que todos los días estamos cambiando de gustos y preferencias.

Dentro de este concepto de ciclo de vida y sus variaciones en el tiempo me tocó ver el ejemplo de una empresa donde su marca estaba pasando por una situación de crisis de subsistencia, lo que podríamos decir en términos médicos que estaba enferma y necesitaba de la intervención de un experto (medico de marketing), para no morir y desaparecer del mercado.

Sé que parece curioso escuchar hablar de que una marca para estar viva puede pasar por diferentes estados (crecer, adaptarse, morir o hasta enfermarse), pero es una realidad.

En el caso de la marca enferma era necesario reposicionar el concepto del producto pues había perdido fuerza en el mercado en cuestión, lo que no permitía que nuevos productos de la empresa alcancen los sitiales esperados.

Cuando una marca está pasando por una enfermedad es necesario darle el tratamiento adecuado por las personas apropiadas, pues de no ser así como en el caso de un enfermo la cosa podría empeorar.

La buena noticia sobre este tema de enfermedad de marca es que hay cura como en las enfermedades para cualquiera sea el mal, siempre que exista una preocupación oportuna. Para finalizar este espacio, no olvidemos que la mejor vacuna para no enfermarnos en el tema de marca es estar siempre preocupados por obtener una posición exclusiva en el mercado y una diferencia competitiva, pues haciéndolo gozaremos de buena salud de marca.

Daniel E. Guzmán | Fundación para la Investigación e Innovación