jueves, 22 de abril de 2010

Tarwi es un producto que resiste al cambio climático


Los productores de Tarwi de la Asociación Cuna, en la provincia Camacho, presentarán al mismo como un producto natural que permanece pese al cambio climático que afecta a otros productor no propios de las regiones andinas en la Conferencia Climática.

El proyecto propone la recuperación de la semilla de tarwi (Lupinus Mutabilis S.) en cuatro comunidades del municipio de Carabuco circundantes al Lago Titicaca. El lugar del proyecto será ejecutado en las comunidades de Huajasiya, Cavinchilla, Tilacoca y Cojatapampa del Cantón Carabuco del municipio de Carabuco, provincia Camacho.

De acuerdo al proyecto se pretende recuperar la semilla de tarwi en cuatro comunidades del municipio de Carabuco circundantes al Lago Titicaca, para incrementar la producción del cultivo tarwi mediante el uso de semilla certificada, como medida de adaptación al cambio climático y reducir la vulnerabilidad al riesgo climático.

DESCRIPCIÓN

Los aspectos favorables de la semilla del Tarwi, serán defendidos en la cumbre con la finalidad de proponer la recuperación de la semilla, además de solicitar financiamiento al sector productos, a áreas de socialización del alimento, que respondan al mercado de consumo.

En las zonas productoras que se ubican en el municipio de Carabuco a 15º 34’ 58’’ de latitud sur y 68º 55’ 30’’ longitud oeste, pertenece a la jurisdicción de la Tercera Sección Municipal de la provincia Camacho del departamento de La Paz (Gobierno Municipal de Carabuco, 2007).

La disponibilidad de semilla de calidad de tarwi en la zona del proyecto es escasa, debido a los limitados espacios de terreno destinados a la producción de semilla, deficiencias tecnológicas de producción del cultivo, limitada capacitación en producción de semilla certificada, uso de semilla de baja calidad y escaso conocimiento en acceso a mercados.

Como consecuencia de aquello se observa una baja productividad y una menor generación de ingresos para las familias productoras. La formación de líderes ambiéntales con personas representativas de cada comunidad en el ámbito del proyecto, que difundan buenas prácticas y conocimientos, saber local acerca del uso racional y eficiente de recursos naturales y promuevan la aplicación de medidas de adaptación al cambio climático a nivel municipal.

IMPLEMENTACIÓN

Los productores de tarwi mejoran sus capacidades productivas y comerciales en producción de semilla certificada. Mientras que las comunidades organizadas realizan el proceso de certificación de semilla de variedad local, recuperada por productores mediante técnicas de selección positiva en campos semilleros.

La semilla de Tarwi, variedad Carabuco, fue inscrita por comunidades beneficiarias en el registro nacional de semillas, beneficiando a familias quienes almacenan apropiadamente el producto.

INVESTIGACIÓN

Para optimizar su resistencia a factores climáticos, se procedió a contar con parcelas experimentales de variedades/ecotipos/accesiones introducidas de tarwi en dos pisos ecológicos.

Lo que se pretende es explotar las capacidades locales de adaptación al cambio climático, fortalecidas mediante promotores ambientales en temas de manejo ambiental, recursos naturales y los efectos del cambio climático.

El Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), eligió el proyecto “Recuperación de semilla de tarwi (Lupinus Mutabilis S.) en 4 comunidades del municipio de Carabuco circundantes al Lago Titicaca” de Asociación Cuna, para realizar un vídeo y “photo history”, a fin de presentarlo en la Conferencia Mundial sobre el cambio climático que se desarrolla en la ciudad de Cochabamba.

Actualmente, una productora se encuentra filmando y entrevistando a comunarios de Huajasiya, Cavinchilla, Tilacoca y Cojatapampa, para rescatar y explicar las bondades de esta leguminosa.

VENTAJAS

Entre las ventajas del tarwi, está que es una fuente de ingresos familiares antes no considerada, pero que aún tiene un escaso consumo. Es además, un cultivo resistente a plagas y enfermedades, tolera cambios de temperatura, resistente a heladas y bajas temperaturas, consume poca agua y crece en arenales, soportando sequías, no requiere fertilizantes (ella misma fija su nitrógeno), es utilizado como abono verde.

El cultivo de tarwi puede crecer en terrenos descartados para la agricultura, su costo de producción es económico antes que otras clases de plantación, una vez plantado no necesita mayores cuidados hasta la cosecha, resume el proyecto que destaca las virtudes del mismo.