domingo, 23 de junio de 2019

Activan plan para frenar el contrabando de arroz

La Aduana habla de alerta roja y, junto al Senasag, la CAO y el IBCE, se unen para contener el flagelo que castiga a arroceros



La emergencia productiva y alerta roja declarada por el sector arrocero de Santa Cruz y de Beni -culpan el efecto de la baja del precio a la masiva internación ilegal del cereal- moviliza a la Aduana Nacional (AN), el Servicio Nacional de Sanidad Agropecuaria e Inocuidad Alimentaria (Senasag), la Cámara Agropecuaria del Oriente (CAO) y el Instituto Boliviano de Comercio Exterior (IBCE) que acordaron un plan de acción orientado a frenar el contrabando que asfixia al sector.

Con datos de la CAO, en la última campaña de siembra la frontera agrícola arrocera pasó de 95.000 a 100.000 hectáreas. En volumen, estiman una producción de al menos 280.000 toneladas que, hoy por hoy, se encuentran almacenadas en silos del norte cruceño. Justamente, el sector arrocero atribuye la caída del precio al estocamiento. Hablan de que el precio de la fanega (dos quintales y medio) en lo que va del presente mes, en promedio, cayó de $us 45 a 20.

Ayer, la presidenta de la Aduana, Marlene Ardaya, informó de que personal de inteligencia de la institución detectó que el alimento básico en los hogares bolivianos es traficado principalmente, vía fluvial desde Brasil y por carretera, desde Argentina. De enero a mayo, según Ardaya, la administración aduanera se incautó de 30 toneladas de arroz internado ilegalmente, volumen que comparado con el año pasado puso en alerta a la Aduana.


“La primera acción será identificar los puntos de ingreso que conocen los productores y mediante esta alianza, con el sector privado, controlaremos conjuntamente esos puntos. Otro aspecto importante será capacitar al personal de la Aduana para identificar el arroz ‘contrabandeado’ que es mezclado con el arroz nacional”, manifestó Ardaya.

La Aduana trabaja en interdicción en 18 puntos del país y reforzará el control en Cachuela Esperanza, sobre el río Mamoré, punto por donde, según Ardaya, fluye el ingreso ilegal de arroz de orgen brasileño.

Actores productivos

Para el vicepresidente de la CAO, Erich Fleig, desde hace años, el sector arrocero se encuentra golpeado por la bacteriosis, la importación legal de arroz a bajos precios y el contrabando desde países vecinos alentado por las devaluaciones, principlamente, en Argentina y Brasil, “lo que genera una competencia ruinosa para nuestros productores del agro”, aseguró.


En la misma línea, desde el IBCE, su gerente general Gary Rodríguez, explicó que la afectación del contrabando al sector productor es alta e instó a la población a denunciar el delito, para hacer frente a la competencia desleal que genera el tráfico ilegal de arroz.

Comercio exterior

Según la Unidad de Estadísticas del IBCE, con base en información del INE, el promedio de importación legal de arroz durante los últimos tres años fue de 25.000 toneladas por un valor de $us 12 millones anuales. En 2018, la compra de arroz extranjero fue de 26.404 toneladas por $us 12 millones.

Argentina es el principal proveedor con un 70%, seguido por Brasil (27%) y Paraguay (3%).



No hay comentarios:

Publicar un comentario