miércoles, 13 de diciembre de 2017

La producción de alimentos crece un 22%; menos la soya


El 2017 fue un buen año para la mayoría de los cultivos que se siembran en Santa Cruz con un crecimiento del 22% en productividad, aunque la soya, el grano con mayor superficie sembrada, registró una caída del 9%. Los productores no ven un crecimiento sustancial y, al contrario, perciben un estancamiento con respecto a hace cinco años.

Marcelo Pantoja, presidente de la Asociación de Productores de Oleaginosas y Trigo (Anapo), dijo que en la superficie sembrada hay una recuperación del 20%.

En conjunto los cultivos de soya, trigo, girasol, maíz y sorgo generaron una producción total de 4,3 millones de toneladas. Comparando con los ciclos de producción, en la campaña de verano 2016-2017, en los cultivos de soya, maíz y sorgo, se produjo 2,3 millones de toneladas, que significaron una disminución del 9% con relación al verano anterior.

En la campaña de invierno se logró producir 1,9 millones de toneladas de granos de soya, trigo, girasol, maíz y sorgo, que representan una mejora del 103% con respecto a similar periodo de siembra de 2016.

El agro se estanca. Edilberto Osinaga, gerente de la Cámara Agropecuaria del Oriente, sostuvo que pese a las condiciones que hay para la producción, en los últimos años no ha crecido como debiera la superficie cultivada porque el inversionista precisa certeza para arriesgarse y gestionar créditos. “Es muy arriesgado quedarse endeudados y tener líos con la banca”, afirmó. “El año 2016 fue bajo, en 2017 nos nivelamos con 2015 y para 2018 esperamos crecer”, afirmó.

Freno a la exportación
Los productores soyeros piden que se libere la exportación para aumentar la producción. En similar situación están los cañeros que alcanzaron los 12 millones de quintales, lo que supera la demanda interna.
En este sentido, Osinaga dijo que están gestionando una reunión con el ministro de Desarrollo Productivo, Eugenio Rojas.

Siembra de arroz registra 70% de avance en el país

La siembra de arroz correspondiente a la campaña de verano 2017-2018 tiene un avance del 70% en las zonas productivas del departamento de Santa Cruz. El cultivo se extenderá hasta fin de mes y se proyecta llegar a las 130.000 hectáreas en el país.

El presidente de la Federación Nacional de Cooperativas Arroceras (Fenca), Luis Reyes, explicó que este año se sembrará más arroz que en 2016. Existen productores que continúan con el cultivo en las zonas orientales de Obispo Santisteban, Sara, Ichilo y Guarayos, aprovechando la época de lluvias.

El sector está motivado en ampliar su área productiva debido a que los precios durante la campaña anterior colmaron expectativas, tomando en cuenta que se mantuvo entre $us 60 y $us 70 la fanega, indicó el presidente de Fenca.

Mencionó que actualmente existe “suficiente” arroz almacenado de la cosecha pasada, que fue de 340.000 toneladas, lo cual debe sumarse a la importación legal para cubrir la demanda interna.

El sector demanda sistemas de riego para incrementar los rendimientos, considerando que el promedio nacional es de 2,5 toneladas, según notiboliviarural.com.

martes, 12 de diciembre de 2017

Técnicos bolivianos participan de taller internacional en prevención de plagas

Con el objetivo de mejorar las capacidades técnicas de acción inmediata, frente a la posible presencia de plagas que pongan en peligro la producción agropecuaria, técnicos del gobierno, participaron de un taller internacional en la ciudad de Montevideo, Uruguay.

Técnicos del Instituto Nacional de Innovación Agropecuaria y Forestal, institución dependiente del Ministerio de Desarrollo Rural y Tierras, participaron del seminario taller sobre “Plagas emergentes y reemergentes: incidencia del cambio climático en el comportamiento y distribución de las plagas” que se desarrolló en la ciudad de Montevideo, según cita un boletín institucional.

Las jornadas sirvieron para mejorar el conocimiento de la incidencia del cambio climático en el comportamiento, la dinámica poblacional y la distribución de las plagas en la región del Comité de Sanidad Vegetal del Cono Sur (COSAVE), conocer modelos que relacionan el comportamiento, dinámica poblacional y distribución de las plagas con las condiciones climáticas cambiantes e intercambiar experiencias de implementación de prácticas de prevención y manejo de plagas emergentes y reemergentes relacionadas con condiciones climáticas cambiantes.

Jorge Vasquez Cucho, técnico del INIAF, informó que del encuentro se elaborará una memoria documental, con información de los avances y problemas que se tiene en cada región con respecto a las plagas emergentes y reemergentes. “Fue una experiencia muy productiva puesto que se intercambiaron criterios sobre las plagas que afectan en las regiones y que en su mayoría son casi las mismas, además se articuló con las mesas de trabajo las líneas a seguir y dar respuestas a las necesidades de las regiones en materia de plagas” sostuvo Vasquez.

Todas las conclusiones del evento, serán presentadas al CAS “Consejo Agropecuario de Sur” reunión de los ministros de agricultura de la región. También la presentación de modelos predictivos disponibles para comportamiento y distribución de plagas emergentes y reemergentes en relación con la incidencia del Cambio Climático y las necesidades de las Instituciones en relación con estos. Indicó que al evento, asistieron profesionales de la Argentina, Brasil, Bolivia, Chile, Paraguay, Perú y Uruguay. (11/12/2017)

Bolivia supera la peor sequía de su historia y aumenta un 103 % sus cultivos



La agricultura cerealista boliviana se ha recuperado de la peor sequía de su historia, con una producción invernal un 103 % superior a la del mismo periodo de 2016, explicó hoy la Asociación de Productores de Oleaginosas y Trigo (Anapo).

El mayor aumento se produjo en la campaña de invierno, hasta alcanzar las 1.999.083 toneladas, que se explica por la superación de la "peor sequía de los últimos tiempos" en Bolivia, destacaron en un comunicado.

En verano el total de cultivos disminuyó un 9 % en relación a la misma estación de 2016, con un total de 2.337.376 toneladas.

En términos globales, en total se han producido en el país andino 4.336.459 toneladas de soja, trigo, girasol, maíz y sorgo durante el presente año, "los alimentos estratégicos para garantizar la seguridad y soberanía alimentaria del país", según la Anapo.

Esta cantidad supone un 22 % más que el resumen global de 2016.

Por tipos de cultivo, destaca la producción de sorgo, que creció un 196 % con relación a 2016 gracias a un aumento de la superficie de siembra, hasta las 921.914 toneladas, y a un mayor rendimiento.

Por su parte, la producción de trigo fue de 170.645 toneladas, un 133 % mayor que en 2016, mientras que en el maíz fue de 594.994, un 88 % más.

El girasol obtuvo un incremento del 80 %, hasta las 114.700 toneladas, gracias también a un aumento de la superficie de siembra de 95.700 a 109.000 hectáreas.

No obstante, la soja experimentó una disminución del 9,5 %, con una producción estimada de 2.528.660 toneladas este año, debido a los problemas de sequía durante el desarrollo del cultivo y las posteriores lluvias fuertes, según Anapo. (12/12/2017)

Multinacional ADM vende operaciones en Bolivia a grupo peruano



El grupo agroalimentario estadounidense ADM anunció un acuerdo para vender sus molinos de semillas de soya y girasol en Bolivia al grupo peruano Inversiones Piuranas, indicó en un comunicado publicado hoy.

La venta incluye las plantas de transformación de Santa Cruz de la Sierra, nueve silos de grano así como las actividades de distribución de ADM en Bolivia, donde trabajan unas 400 personas para el grupo.

"Revisamos regularmente nuestras participaciones, y la venta de nuestras actividades bolivianas se inscribe en nuestros planes a largo plazo y en nuestra estrategia de transformación", indicó Greg Morris, presidente de la división de trituración, citado en el comunicado.

Archer Daniels Midland (ADM), uno de los líderes mundiales de la transformación y venta de cereales, anunció en octubre un tercer trimestre "difícil", sobre todo en el sector de las oleaginosas, con una caída del 44% de su beneficio neto trimestral.

La venta en Bolivia, por un precio que no se hizo público, está a la espera de la aprobación de las autoridades de la competencia y podría hacerse realidad "en la primera mitad de 2018", indicó el comunicado. Hasta esa fecha, ADM continuará gestionando sus plantas de trituración en Bolivia.

ADM-SAO es subsidiaria de la gigante ArcherDaniels Midland (ADM) con base en Chicago, Estados Unidos. En Sudamérica, ADM trabaja principalmente con el cultivo de la soya en Brasil. En 1997, comenzó la compra de las acciones de la Sociedad Aceitera Boliviana (SAO). Se estima que en la actualidad cerca del 90% del paquete accionario de ADM-SAO estaba en manos de esta multinacional, por lo cual depende de ADM-Brasil.


Crece un 22% la producción de alimentos en Santa Cruz

La agricultura cruceña tuvo un buen año. La producción de los cultivos de soya, trigo, girasol, maíz y sorgo, se incrementó un 22% con respecto a 2016. "Son los alimentos estratégicos que se producen para contribuir a garantizar la seguridad y soberanía alimentaria del país", destacó Marcelo Pantoja, presidente de la Asociación de Productores de Oleaginosas y Trigo (Anapo)

En conjunto de estos cultivos se ha tenido una producción total de 4,3 millones de toneladas. Comparando por los ciclos de producción, en la campaña de verano 2016-2017, en los cultivos de soya, maíz y sorgo, se produjo 2,3 millones de toneladas, que significaron una disminución del 9% con relación al verano anterior.

En la campaña de invierno se logró producir 1,9 millones de toneladas de granos de soya, trigo, girasol, maíz y sorgo, que representan una mejora del 103% con relación a similar periodo de siembra de 2016.

Sin embargo, se debe recordar que la producción de invierno 2016 se vio muy afectada por la peor sequía de los últimos tiempos que afrontaron los productores.

En 2017 se estima alcanzar una producción de 2,5 millones de toneladas, que representa una disminución de 9,5 %, en relación a la gestión 2016. Esta situación se debió a los problemas de sequía que hubo durante el desarrollo de los cultivos y posteriormente por las excesivas precipitaciones pluviales durante la cosecha, que ocasionaron pérdidas de rendimiento.

Sin embargo, la producción obtenida es suficiente para garantizar el abastecimiento del mercado interno, que solo necesita de 800.000 toneladas para la producción de harina solvente e integral, que demandan los sectores avícola, porcino y lechero, principalmente.

En cuanto a trigo, se han sembrado 109.000 hectáreas en invierno, que representó un 9% más con relación al invierno anterior, que fueron sembradas 100.000 hectáreas. El volumen de producción obtenido fue de 170.645 toneladas, con un incremento del 133% con relación a 2016. En girasol se ha tenido una producción total de 114.700 toneladas, que significó un incremento del 80% con relación al anterior invierno.

Mientras en maíz la producción total fue de 594.994 toneladas, que significan un aumento del 88% con relación a la gestión 2016. También hay buenas noticias en sorgo con una producción de 921.914 toneladas, con un incremento de 196%.

Con estos resultados, los productores agrícolas siguen insistiendo en la liberación plena de la exportación de productos agropecuarios, para recibir un precio justo por su producción, relacionado con el precio de oportunidad de exportación.

Además, del acceso al uso de biotecnología moderna con el uso de semillas genéticamente mejoradas, para lo cual, se plantea que comience a funcionar el Comité Nacional de Bioseguridad, para evaluar nuevos eventos biotecnológicos para los cultivos de soya, maíz y algodón y la lucha contra el contrabando




Líderes en la producción de cacao ecológico del norte paceño durante cuatro décadas

Uno de los valiosos recursos de la biodiversidad con la que cuenta en el norte del departamento de La Paz, es el cacao ecológico, rubro al cual se dedicaron cientos de colonizadores provenientes de diversas regiones del altiplano y de esta región con vocación productiva para cimentar e impulsar la producción en este rubro desde hace 4 décadas, con importantes logros en toda la cadena productiva, por cuanto hoy se puede contar con este alimento en todos los hogares bolivianos y también en el exterior.

Cada cuatro años, la Central de Cooperativas El Ceibo celebra EL DIA DEL CACAO BOLIVIANO logrando integrar nuevas cooperativas productoras de cacao, y asimismo compartir los logros y resultados que viene alcanzando en diferentes escenarios gracias al compromiso y lealtad de sus mismos socios productores.

Al inicio de esta organización que se conformó en base a la colonización o asentamientos humanos en el norte paceño, se contaba con un terreno en Rio Seco con recursos propios, el cual fue ampliando hasta contar con una fábrica en la ciudad de El Alto, para darle valor agregado a la materia prima que producen en comunidades de Alto Beni, en donde se produce cacao orgánico.

De acuerdo a la versión de los primeros productores en estas tierras, la primera etapa colonización llegó con USAID que otorgó infraestructura a fondo perdido y en la segunda etapa con crédito del BID, para la dotación de semillas y otros implementos para la producción en el año 1960, mediante el Banco Agrícola y el Instituto de Colonización dependiente del Estado en esa época.

Una vez iniciada la colonización, los agricultores conformaron la cooperativa de productores con apoyo de organizaciones no gubernamentales como Cáritas, Catholic Relief Service, y la FIA Fundación Interamericana en los años 70.

Por los logros en la organización, en los años 80 se constituyó la central de cooperativas el ceibo que hoy alberga a 1.300 socios en forma directa e indirecta a cientos de productores, los cuales se benefician con empleos directos e indirectos y otros profesionales que ingresan a la empresa por concurso de méritos.

La Central de Cooperativas El Ceibo R. L. es una organización de Segundo grado que aglutina a 48 cooperativas de pequeños productores agropecuarias de la región del Alto Beni, que viene trabajando con familias productoras de cacao orgánico, con certificación.

De acuerdo a versiones de productores, consumidores y comercializadores de este producto, en la actualidad “es un logro y esfuerzo producir cacao orgánico de calidad, en el marco del cooperativismo”.

Para Tiburcio Mamani, Presidente del Ceibo RL., los logros obtenidos fueron en base a la excelencia y transparencia con la que se trabaja y por ser un buen referente en la comunidad nacional e internacional desde esta entidad que creció de 12 a 48 cooperativas. Desde su fundación se impulsó la agroindustria y se cuenta con una variedad de productos de calidad.

Pese a la adversidad lograron sostenibilidad en sus cultivos, como el caso de la enfermedad “mognilia”, con sus propios recursos. En la gestión 2017 se creció de 18 mil a 22 mil quintales de cacao, lo cual los cataloga como líderes en el mercado nacional en este rubro.

Tienen como perspectiva sembrar 600 plantas por hectárea y producir de 35 a 40 quintales por ha. Al lograr sostenibilidad, la visión de los productores radica en contar con una agroindustria a nivel nacional y mundial en pro de nuevas generaciones.

Nadya Ladem, de la organización de comercio justo, Claro con base en Suiza, dijo que las expectativas en el mercado internacional de cacao tienen buenas perspectivas porque se ha conseguido renombre nacional e internacional, por cuanto hay sostenibilidad en base a la producción orgánica y muchas organizaciones en el exterior están interesadas en apoyar y comprar este tipo de producción, por los beneficios a la salud y medio ambiente. Ellos trabajan con esta organización hace 25 años.

Roberto Nak, de Costa Rica, sostuvo que las perspectivas del cacao son positivas a pesar de la presencia de la enfermedad “mognilia” que viene afectando a los cultivos y que los productores con esfuerzo propio lograron combatir.

Destacó el crecimiento de la organización, que se ve bastante fuerte por cuanto es un aliciente para el desarrollo, el sistema cooperativista con apoyo del Estado en diversas gestiones por las que pasó en sus 40 años y porque logró mejorar y superar sus condiciones socio económicas en base a la producción orgánica, al comercio justo y la calidad del producto.

Michel Yujra, dijo que la organización conformada por cooperativas está integrada por las viejas y nuevas generaciones y que el cacao, es el grano de la esperanza para cientos de productores en el norte paceño.

Nimeon Condori, Gerente del Ceibo RL, sostuvo que cientos de productores que migraron de la región altiplánica de La paz, Oruro y Potosí y otras hacia la región amazónica de Alto Beni mejoraron sus condiciones de vida e impulsaron la producción de cacao.

Destacó que la producción certificada orgánica de cacao hoy llega a 47 mil hectáreas y se cuenta con plantas de 20 a 50 años y al año se obtiene entre 1.000 a 1.2000 toneladas de cacao; de las cuales el 67% va al mercado interno con valor agregado y con otros insumos que generan economía para otros sectores como en arroz, frutas deshidratadas, quinua, azúcar, miel de abeja, etc. El excedente de la producción se destina al mercado externo, para lo cual hay gran demanda en mercados europeos, norte américanos y asiáticos.

ASISTENCIA TÉCNICA E INVESTIGACIÓN

Un componente importante dentro la organización es el PIAF del Ceibo, del cual es responsable el ingeniero Jesus Quispe, quien sostuvo que entre los años 60 y 63 se logró introducir material genético de cacao de Trinidad Tobago, Costa Rica y Ecuador en base al injerto de plantas hibridas en las comunidades y que adquirieron sus propias características, dando lugar a cultivos orgánicos propios del lugar.

Entre los años 78 a 80 se empezó a producir mediante el ex IBTA clones en chacos de los agricultores; del 87 al 97 en el Ceibo se logró obtener y mejorar variedades de plantas híbridas con buenas características, mejores que los clones de selección y se hizo un trabajo de 20 años de investigación, tomando datos en la producción y tolerancia a enfermedades y en el año 2000 ya se contó con 17 buenas variedades tolerantes a la “escoba de bruja”.

Ante la aparición de la “mognilia” el año 2010, los productores encontraron 6 variedades tolerantes a esta enfermedad en base a selección, hasta conseguir que sólo 1 de 100 mazorcas se vea afectada. Esperan contar en los próximos 5 años con más variedades tolerantes a enfermedades, buen rendimiento y sabor en base al parámetro de las semillas que requieren.

ABONO ORGÁNICO

Para optimizar la producción orgánica de cacao, desde el pasado año, en los viveros con los que cuenta la organización se produce abono orgánico en base a la utilización humus y bocashi que apoyen a plantaciones adultas en sanidad y buenos frutos. El bocashi es la descomposición de materia orgánica de restos de hojas y estriercol que favorecen al crecimiento de microorganismos, con exceso de descomposición. Este abono es de origen japonés.

El humus de lombriz es otro abono que se obtiene de forma más rápida y que favorece a la planta y se requiere como dos kilos por planta de cacao. Esta es una técnica que se realiza en los viveros de plantines que más adelante son distribuidos a los agricultores.

PRODUCTORES

Guillermo Calle, de la Cooperativa San Antonio Ltda., socio de la entidad sostuvo que en los 40 años, empezó como colonizador y que desde esa época se quedó en su chaco, para trabajar continuamente por los logros obtenidos en su producción.

Avelino Flores, de san Antonio, dijo que la cooperativa va a seguir creciendo, porque trabajan por si solos para salir adelante. Tiene 3 has y solo se dedica a la producción de cacao, dijo que se puede mejorar fortaleciéndose más aun la producción. Llegó de Oruro hace 21 años.

German Aparicio, dijo que les ha ido bien en las 4 décadas, está acostumbrado y no dejara de producir y ve con buenas perspectivas producir cacao porque es requerido en el mercado internacional y nacional.

Mario choque de la Central de Cooperativas, que aglutina a 5 departamentos, ponderó la integridad de los cacaoteros y también La ley 2985, que declara a Alto Beni como la Capital Orgánica de Cacao y otras leyes existentes que apoyan la revolución productiva y el cuidado de la madre tierra.


Legisladores y pequeños productores coinciden en fortalecer agricultura ecológica campesina

En ocasión de celebrar el 16 de octubre el Día Mundial de la Alimentación y recordar el 26 aniversario de la Asociación de Organizaciones Ecológicos de Bolivia AOPEB con su slogan “por un mundo verde justo y sostenible”, se reunieron productores y legisladores de la asamblea plurinacional para trabajar de forma coordinada en una agenda conjunta de lucha contra el hambre.

La senadora Felipa Merino Trujillo, como parte del Frente Parlamentario de Lucha Contra el Hambre, inicio un trabajo estratégico de coordinación interinstitucional con las organizaciones sociales y organizaciones económicas, a objeto de fortalecer la agricultura ecológica familiar campesina e indígena.

En ese marco, con informes obtenidos de los 55 municipios de Santa Cruz, respecto a la implementación del desayuno escolar gratuito, huertos ecológicos, compra directa de pequeños productores para la alimentación complementaria, se dará a conocer un informe departamental de lucha contra el hambre, que busca la implementación de la agenda 2025.

El Tesorero de la AOPB, Rubén Lima Quispe, agradeció la predisposición de las autoridades legislativas por fortalecer la agricultura ecológica familiar campesina e indígena, que rescata los saberes y conocimientos de las nacionalidades y pueblos indígenas, además de cuidar la biodiversidad.

Buzón del Agro FAO observa falta de inversión del Gobierno en investigación de suelos

La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura FAO, observó falta de políticas del Gobierno para otorgar recursos para hacer investigación en suelos, algo fundamental para la producción agrícola, en Santa Cruz, lo cual influye en menores rendimientos de los cultivos.

Ronald Vargas Secretario de Alianza Mundial por el Suelo de la FAO en Bolivia, indicó que a nivel mundial existen problemas de degradación de suelos en aproximadamente el 33% de la superficie terrestre y 50% está totalmente degradado; hecho que preocupa porque ello significa menos rendimientos de cultivos estratégicos.

Revertir la situación significa invertir en buenas prácticas agrícolas en los campos. Para revertir esa situación y recuperar los suelos se necesita hacer inversiones y hacer buena prácticas agrícolas en los campos, aspectos que muchos productores no están haciendo.

Vargas indicó que para contrarrestar la degradación de suelos se debe contar con políticas públicas que incentiven al productor sobre el buen uso de suelo, y es ahí precisamente donde el Gobierno juega un papel fundamental. “Necesitamos instituciones que promuevan las buenas prácticas agrícolas, necesitamos gente que sea el enlace entre los investigadores y agricultores para hacer extensión en campo”.

Dijo también que para prevenir la degradación de suelos se necesitan inversiones del Gobierno, que por ejemplo crear una institución que financie investigación de suelos; y así identificar prácticas para cada región de Bolivia, para que se produzcan alimentos de manera sostenible.

Citó como ejemplo a los países de Brasil, Argentina y Uruguay, donde generan excedentes importantes de productos agrícolas, los Gobiernos hacen investigación agropecuaria. Muchas instituciones trabajan en tema suelo, porque están buscando que el recurso suelo pueda producir muchos años más.

“Yo creo que en Bolivia hace falta mayor investigación en suelo, aunque las Universidades están trabajando, pero de manera limitada porque no tienen recursos necesarios para hacer investigación”, afirmó Vargas.

El profesional señaló también que en nuestro país hace falta extensión agrícola a los productores, toda vez que es una limitante a la hora de producir alimentos en el campo.

Manifestó que en Bolivia aproximadamente el 50% de la superficie están degradados y por eso la importancia de tomar en cuenta los aspectos de las buenas prácticas agrícolas, y así tener una producción sostenible. (notibolivia.rural.com)

Una cámara de inoculación para estudiar efecto de “piricularia” en trigo implementó Anapo

Con el objetivo de aprovechar la tecnología, existente y combatir enfermedades que afectan a los cultivos en el departamento de Santa Cruz, especialmente en el trigo, Anapo implementó una Cámara de Inoculación para Piricularia, que tiene como fin verificar las líneas avanzadas de trigo, sometiendo al cultivo a un aislamiento agresivo con la enfermedad.

La inoculación consiste en infectar con una enfermedad una planta, con el fin de estudiar los efectos, de enfermedades como la piricularia que afecta al trigo. La Piricularia o bruzone, es una enfermedad que afecta al blanqueamiento de la espiga y puede afectar los orgános aéreos de la planta y ocasionada por el hongo “Pyricularia grisea”.

Diego Baldelomar, encargado del Programa de Mejoramiento Genético de Anapo, explicó que este tipo de cámara es el primero que se tiene en Santa Cruz y se llegó a plasmar gracias al importante apoyo y convenio que se tiene con la Universidad de Kansas de los Estados Unidos de Norteamérica.

Debido a cambios climáticos globales que se están dando, la Piricularia está afectando a los cultivos en otras latitudes como Bangladesh en Asia, o de otros países como el nuestro, cuyos casos son estudiados en la nueva cámara de inoculación.

Fue por ello que Anapo, USDA y la Universidad de Kansas aportaron para la construcción de la cámara de inoculación, para que sea el centro de validación o evaluación a los materiales que son resistentes o no a la enfermedad.

La cámara de inoculación tiene todas las condiciones que se presentan en el campo para que se desarrolle la Piricularia, teniendo en cuenta que en el área rural no se tiene esos ambientes.

Como es una enfermedad emergente que llega y se va y otra vez llega, se vio la necesidad de construir esta cámara, indicaron los productores.

ANTECEDENTES

Desde el 2011 se viene trabajando coordinadamente con la Universidad de Kansas. Se hicieron muchas pruebas hasta el 2013, conociendo las características de la enfermedad Piricularia y al no tener condiciones en el campo para llevar adelante el trabajo de investigación, se optó por realizar un nuevo emprendimiento o la construcción de un fitotron, que reúne todas las características para que se propague la enfermedad.

Hasta 2013 no se había dado la Piricularia en nuestro país. Pero desde 2014 y al año siguiente también, en el campo se tuvo condiciones como de laboratorio, presentándose pérdidas para los agricultores de hasta el 100 por ciento.

¿QUÉ SE HACE EN LA CÁMARA DE INOCULACIÓN?

En primera instancia se siembra trigo en los tres ambientes que se tiene en la casa de vegetación. Posteriormente y una vez que los materiales llegan a embuche, se los pasa a la cámara de inoculación, donde llega a espigar y se hacen las inoculaciones espiga por espiga.

Una vez que el trigo está inoculado, lo que se hace primero a los ocho, diez y quince días, son las evaluaciones al material, para ver si es susceptible o resistente a la enfermedad.

La temperatura que se tiene en esta cámara oscila entre los 17 y 24 grados. Posee una humedad relativa entre el 40 y 50 % y eso hace que la Piricularia se desarrolle solamente en las espigas infectadas.

Una vez que florece el material, si es que hay condiciones ideales como temperatura, alta humedad relativa y punto de rocío, la enfermedad muestra su agresividad y el material a las dos o tres semanas, comienza a blanquearse y no genera grano, es ahí donde hay un 100 por ciento de perdida.

Los variedades de semilla de trigo resistentes a esta enfermedad, son: Yotaú, Sossego, Urubó, Quirusilla y San Pablo en este departamento.

Grupo peruano incursionará en sector soyero de Santa Cruz

El grupo agroalimentario estadounidense ADM anunció un acuerdo para vender sus molinos de semillas de soya y girasol en Bolivia al grupo peruano Inversiones Piuranas indicó en un comunicado publicado ayer.

La venta incluye las plantas de transformación de Santa Cruz de la Sierra, nueve silos de grano así como las actividades de distribución de ADM en Bolivia, donde trabajan unas 400 personas para el grupo.

“Revisamos regularmente nuestras participaciones, y la venta de nuestras actividades bolivianas se inscribe en nuestros planes a largo plazo y en nuestra estrategia de transformación”, indicó Greg Morris, presidente de la división de trituración, citado en el comunicado.

Archer Daniels Midland (ADM), uno de los líderes mundiales de la transformación y venta de cereales, anunció en octubre un tercer trimestre “difícil”, sobre todo en el sector de las oleaginosas, con una caída del 44% de su beneficio neto trimestral.

La venta en Bolivia, por un precio que no se hizo público, está a la espera de la aprobación de las autoridades de la competencia y podría hacerse realidad “en la primera mitad de 2018”, indicó el comunicado. Hasta esa fecha, ADM continuará gestionando sus plantas de trituración en Bolivia.

ADM-SAO es subsidiaria de la gigante ArcherDaniels Midland (ADM) con base en Chicago, Estados Unidos. En Sudamérica, ADM trabaja principalmente con el cultivo de la soya en Brasil. En 1997, comenzó la compra de las acciones de la Sociedad Aceitera Boliviana (SAO). Se estima que en la actualidad cerca del 90% del paquete accionario de ADM-SAO estaba en manos de esta multinacional, por lo cual depende de ADM-Brasil. (El Deber)

sábado, 18 de noviembre de 2017

Hidroponía: Innovando en sistemas prácticos, tecnificados y ventajosos


INNOVACIÓN

Según el docente Vladimir Gutiérrez Mercado, es importante innovar la producción forrajera para beneficiarse de las ventajas del sistema de hidroponía.

En Chuquisaca, la producción ganadera es mínima porque la mayoría de los productores son conformistas, tienen miedo a innovar y prefieren seguir trabajando con el sistema tradicional, sostiene Vladimir Gutiérrez Mercado, docente de la Carrera de Ingeniería Agronómica de la Facultad de Ciencias Agrarias de la Universidad San Francisco Xavier.

De esa forma, argumenta él, se continúa con el círculo vicioso de la agricultura, con muchos problemas particularmente en la ganadería por la deficiencia que existe en la producción de forraje disponible para alimentar al ganado; esto provoca que los productores se desmoralicen.

“Es tiempo de romper esos tabúes y paradigmas de miedo al cambio y empezar a invertir en sistemas más prácticos, modernos y tecnificados, como la hidroponía”, plantea Gutiérrez.

¿Qué es la hidroponía?

La hidroponía es un método de cultivo industrial de plantas que en lugar de tierra usa solo soluciones acuosas con nutrientes químicos disueltos o con sustratos estériles (arena, grava, vidrio y otros) como soporte de la raíz de las plantas.

Resulta rentable por la escasa cantidad de nutrientes que se necesitan y es muy útil en zonas especialmente áridas.

Agricultura vertical

Gutiérrez explica que hoy la agricultura ya no es más horizontal sino vertical, y que con el método de hidroponía se puede cultivar en galerías o en repisas.

Otro beneficio de este tipo de cultivo es que permite obtener una gran producción en espacios reducidos; por ejemplo, en 30 o 50 metros cuadrados se puede compensar lo que se produce en una hectárea durante mucho tiempo y con problemas de por medio.

La clave: Innovar

“Con el propósito de proporcionar una buena alternativa a los productores, es importante innovar la producción forrajera y trabajar con forraje verde hidropónico, que se puede producir durante todo el año sin enfrentar en el trabajo de campo las condiciones climáticas a las que están sometidos otros cultivos”, agrega el docente.

Gutiérrez asegura que de esta manera se puede trabajar en invernaderos durante todo el año. Una de las cualidades del método sugerido es que después de sembrar las semillas, ya se puede cosechar a los 15 días. En cambio, con el sistema tradicional para la siembra de forraje, mínimamente, se debe esperar tres meses para la cosecha.

“La ventaja de este proceso es que la siembra es escalonada, es decir que se siembra y se cosecha todos los días de acuerdo con la proyección y el número de cabezas de ganado que se pueda tener”, complementa él.

En el Centro Experimental de Villa El Carmen de Yotala, perteneciente a la Universidad San Francisco Xavier, Gutiérrez trabaja junto con los estudiantes de Ciencias Agrarias con el método de hidroponía desde hace unos cinco año para alimentar al ganado menor, como conejos, caprinos y ovinos, debido al tamaño del invernadero. Pero dice que debido a las características nutricionales que tiene ese forraje, se adecua muy bien para alimentar al ganado mayor lechero.

Mayor nivel de proteínas

Un grano normal de cebada tiene un promedio de 11 a 13 por ciento de nivel de proteína, pero con hidroponía casi se dobla el nivel proteínico a un 21%, según los resultados de un análisis realizado por el Instituto Tecnológico de Alimentos (ITA) compartidos por Gutiérrez con CAPITALES.

Eso significa que supera los niveles de los requerimiento nutricionales de cualquier tipo de ganado. “Por ejemplo, los animales en gestación requieren de un aporte nutricional de un 20%”, detalla el profesional.

Sin depender del clima ni del agua

Esta alternativa sirve para fortalecer la producción agropecuaria sin depender del clima y de las condiciones del agua, porque esta se optimiza con un sistema tecnificado bajo riego presurizado.

Solo se usan 2 litros de agua para 1 metro cuadrado durante 15 días; así se optimiza tanto el líquido como los recursos económicos y el espacio, porque no se necesita de un terreno ni sustrato, solo de agua y semilla para producir forraje.

El cultivo mediante hidroponía permite que el agricultor tenga esta alternativa al alcance de sus manos, sin preocuparse por conseguir insumos agrícolas y nutrientes, algo que muchas veces limita al agricultor por la distancia de su finca o predio.

“Solo falta compromiso y ganas de trabajar”, anima el profesor entrevistado por este suplemento.

Gobierno financiará 18 sistemas de riego

El Fondo Nacional de Desarrollo Integral (Fonadin) suscribió ayer 18 convenios de cofinanciamiento con la Gobernación de Cochabamba y 12 municipios para sistemas de riego y proyectos productivos, con una inversión aproximada de 40 millones de bolivianos.

El director del Fonadin, Erlan Oropeza, explicó que 25.288.631,61 bolivianos corresponden a recursos del Ministerio de Desarrollo Rural y Tierras, mediante la modalidad de financiamientos concursales.

En tanto que de los cofinanciados con fondos de la Unión Europea y el Gobierno, 15 corresponden a la construcción de sistemas de riego, para 530,61 hectáreas incrementales, instaladas en los municipios de Aiquile, Alalay, Arbieto, Bolívar, Cocapata, Morochata, San Benito, Tiraque (Cochabamba), San Pedro de Buena Vista y Pocoata (Potosí), por 11.112.232 bolivianos que beneficiarán a 729 familias.

Entretanto, con el apoyo para la producción apícola en el municipio de Toro Toro, la construcción de criaderos de trucha en el centro turístico Torowarku del distrito Paredones en el municipio de Vacas y la implementación del complejo de papa en la región andina del departamento de Cochabamba.

La viabilidad del complejo para la región andina, con 25 millones de bolivianos, fue una de las iniciativas de impacto que se consolidó con las rúbricas del gobernador de Cochabamba, Iván Canelas, y el director General Ejecutivo de Fonadin, Erlan Oropeza.

Canelas afirmó que la ejecución permitirá dinamizar la economía de las familias productoras, elevar los niveles de la productividad y calidad de la papa e implementar una infraestructura con equipamiento.

Bolivia comparte su experiencia contra la langosta

El Estado boliviano, a través del Iniaf, intercambió experiencias en la lucha y control de la plaga de langostas en un vento en Jujuy, Argentina.

El Instituto Nacional de Investigación Agropecuaria y Forestal (Iniaf), del Ministerio de Desarrollo Rural y Tierras, participa en la Jornada de Protección Vegetal sobre la situación actual de la Schistocerca Cancellata —langosta sudamericana— en el noreste argentino.

“La jornada permitió intercambiar experiencias y tecnologías en la temática de la plaga de langosta sudamericana, tomando en cuenta que en esta área están inmersos Argentina, Bolivia y Paraguay”, señala un comunicado del Iniaf.

El representante del Iniaf, Jorge Vásquez Cucho, informó que en el encuentro se compartieron y proporcionaron conocimientos prácticos sobre el manejo y bases para el desarrollo de una estrategia de manejo de la plaga que viene desarrollando Bolivia.

“Este encuentro también sirvió para conocer el manejo y la problemática instalada en el noreste de Argentina, las novedades y avances en las provincias de Jujuy y Salta, y los avances que de las instituciones que trabajan en el tema”, dijo.

Al evento asistieron representantes del gobierno e instituciones de Argentina como el Ministerio de Agroindustria, Gobierno de Jujuy, Ministerio de Desarrollo Económico y Producción, Instituto Nacional de Tecnología Alimentaria (INTA), Servicio Nacional de Seguridad Alimentaria (Senasa) y otros.

miércoles, 15 de noviembre de 2017

Alianza con México beneficiará producción agropecuaria

El director del Instituto Nacional de Innovación Agropecuaria y Forestal (Iniaf), Carlos Osinaga, informó ayer que se consolidó una alianza estratégica con el Centro Internacional de Mejoramiento de Maíz y Trigo (Cimmyt) de México para apoyo en investigación científica y mitigación de enfermedades que atacan a esos cultivos.

“Hemos consolidado una alianza estratégica con el Centro Internacional de Mejoramiento del Maíz y del Trigo (Cimmyt) con base con México que está articulado en una red global, tenemos el privilegio que nos tomen en cuenta organismos internacionales de mucha trayectoria en el ámbito de la investigación”, explicó.

Osinaga manifestó que a través de un convenio, el Cimmyt apoyará con 237.000 dólares, en un período de cuatro años, para realizar trabajos de investigación.

lunes, 13 de noviembre de 2017

San Lucas busca mercados para durazno, uva y naranja


TECNIFICACIÓN

San Lucas trabaja en la tecnificación del proceso de elaboración del singani, para incrementar su capacidad y llegar al mercado nacional con entregas seguras.

En su 88 aniversario de creación, este municipio de Nor Cinti, a través de una ley aprobada ayer en una sesión extraordinaria de la Asamblea Departamental, fue reconocido por su 'Potencial Productor de Durazno de Chuquisaca'.

El municipio de San Lucas, en la provincia chuquisaqueña de Nor Cinti, tiene un gran potencial para la producción de durazno, uva y naranja de primera calidad y el objetivo de sus productores, asociaciones y microempresarios, junto con el apoyo de la Alcaldía local, es promocionar esos productos a nivel departamental y nacional.

Con ese propósito buscan nuevos mercados dónde comercializar la fruta y los productos transformados.

Durazno

Actualmente, los productores y microempresarios de San Lucas transforman 70.000 quintales de durazno en mocochinchi al año. Además, producen otros 280 mil quintales que se consumen como fruta.

De acuerdo con información proporcionada a CAPITALES por el responsable de Comercialización y Fomento a la Producción de la Alcaldía de San Lucas, Wilber Correa, en todo ese municipio existen 661.637 árboles de durazno de las variedades Criollo, Ulincates mejorados, Franco, Gumucio, Reyes, Texas y fruta de partir, entre otras que se desarrollan especialmente por el cañón de San Lucas.

El objetivo de la región es comercializar el mocochinchi (durazno pelado, secado y deshidratado por acción del sol con el que se elabora refresco).

Con ese propósito se realizan unas tres o cuatro ferias anuales en San Lucas, donde el durazno transformado se vende embolsado.

Los productores quieren tener un mercado seguro ya que por el momento, según Correa, existe la costumbre de que el precio sea definido por los compradores y no así por los productores.

Por ejemplo, en esta temporada el quintal de mocochinchi se comercializa a Bs 800, pero en la última feria se vendió a precios que oscularon entre 650 y 700 bolivianos. Los productores buscan regularizar y fijar un solo precio.

“Elaborar el mocochinchi no es fácil. Primero se tiene que recoger o cosechar el durazno y seleccionar los de primera, segunda y tercera, de acuerdo con su tamaño. Después, hay que pelar quintales de fruta día y noche y poner a secar, cuidando que no se eche a perder, y luego embolsar”, describe Correa.

Los lugares donde se producen duraznos son los distritos Chilimayu, Malliri, Payacata del Carmen, Uruchini, Padcoyo y Ocurí. En cada uno hay entre cuatro y siete comunidades en las que se trabaja para el cuidado de esta sabrosa fruta.

El durazno de San Lucas es destinado a los mercados de Sucre, La Paz y Santa Cruz, a través de mayoristas y de la venta directa en ferias. Las empresas o personas interesadas en contactarse con los productores pueden llamar al celular 68661238.

Potencial productor

En su 88 aniversario de creación en 2016, el municipio de San Lucas, a través de una ley aprobada en una sesión extraordinaria de la Asamblea Departamental, fue reconocido por su 'Potencial Productor de Durazno de Chuquisaca'.

Esta declaratoria se produce luego de que la secretaria de Desarrollo Productivo y Economía Plural de la Gobernación de Chuquisaca, Lucrecia Tolaba, entregara la ley departamental a finales de marzo pasado.

Tolaba explicó, en ese entonces, que esa ley prevé promover la inclusión de planes operativos anuales de la Gobernación de Chuquisaca para proyectos que coadyuven y fortalezcan el potencial de la producción de durazno.

Uvas: Vino, singani y pasas

Según Correa, en San Lucas se producen 318.634 kilos anuales de uva, de las variedades Misionera, Negra o Criolla y Moscatel de Alejandría.

Afirma que del 100% de la producción, el 96% se destina a la elaboración de vinos y singanis, el 2% a las pasas (uvas deshidratadas) y el 2% restante al consumo como fruta. El kilo se vende a entre Bs 10 y 15.

Por ahora la producción de singani es a poca escala: alcanza a 70 quintales por año y su mercado aún es local. Cuenta con 45.000 plantas de uva en los valles de Uruchini y en Pulquina. San Lucas tiene 108 familias agricultoras en el rubro vitivinícola.

En febrero de este año el municipio celebró seis años de la Ley Departamental N°011-2011, que reconoció como 'Patrimonio Cultural de los Cintis y de Chuquisaca' al singani de San Lucas, conocido por llevar el nombre de la comunidad donde nació esta bebida, Uruchini.

San Lucas trabaja en la tecnificación del proceso de elaboración del singani, de modo que pueda incrementar su capacidad y llegar al mercado nacional con entregas seguras.

Naranja

A nivel departamental y nacional la naranja de San Lucas es muy poco conocida por falta de promoción. Según Correa, estos cítricos son de primera calidad en comparación a otras variedades por tratarse de naranjas jugosas, sabrosas y muy aromáticas. “Son ideales para el consumo en forma de jugo y los turistas podrían saborearla en los mejores hoteles de Chuquisaca y de Bolivia”, sostiene el Responsable de Comercialización y Fomento a la Producción de la Alcaldía de San Lucas.

Hace un tiempo la municipalidad organizó una feria en la plaza Trigo Arce con la participación de 20 productores de cinco comunidades, poniendo a la venta 60.000 unidades del cítrico. La actividad se desarrolló en una mañana y en ese lapso de tiempo se vendió toda la fruta a precios económicos (entre 35 y 40 bolivianos por 100 unidades). En otras ferias se comercializa hasta en Bs 70 la centena.

“Es un interesante ingreso económico para las familias de las comunidades que son de difícil acceso; en varios casos, para llegar hasta esos lugares se tiene que caminar muchas horas a pie y, en camiones grandes, se demora en llegar una siete horas desde el pueblo de San Lucas”.

En San Lucas hay 3.911 árboles de naranja. De cada uno se cosechan entre 800 y 900 unidades; se plantaron otros 4.000 que empezarán a producir frutos en los siguientes años.

La Alcaldía impulsa la producción de naranja en Saca Villaque Chico, Ojeda, Tapira, Molle Pata, Saca Villaque Grande, Soto Loma, Capira.

Cacao de Bolivia suma su triple ‘corona’ mundial



Su alta calidad y excelente aroma posicionaron por tercera ocasión consecutiva al cacao boliviano entre los mejores del mundo. El último reconocimiento fue para una muestra de grano silvestre amazónico producido por el pueblo leco en el norte paceño.

“Nuestro cacao es de buena calidad por el manejo que se le da después de la cosecha y la virtud ecológica de su producción, porque se lo cultiva en Guanay, en un territorio natural que está a orillas del parque Madidi”, cuenta René Marqués, responsable de la Asociación de Productores de Cacao del Pueblo Leco de Larecaja, que produce la marca Chocoleco.

Estas cualidades fueron reconocidas con el “Premio Internacional del Cacao 2017”, un emprendimiento del Salón del Chocolate, el Centro de Cooperación Internacional en Investigación Agronómica para el Desarrollo y Bioversity International que se realiza cada dos años con el fin de fortalecer las relaciones entre los chocolateros industriales y los pequeños artesanos.

En el evento de este año, en el que participaron 166 muestras de cacao provenientes de 40 países, se incluyó a los granos de Chocoleco entre los 18 mejores del mundo y entre los cuatro más destacados de Sudamérica, un logro que se suma a los obtenidos por otras variedades bolivianas en 2015 y 2013.

El objetivo del concurso es “aumentar la conciencia y promover la educación a lo largo de la cadena de suministro de cacao sobre la oportunidad de producir un producto de alta calidad y preservar los sabores resultantes de la diversidad genética y el conocimiento de los agricultores que preparan los granos”, se lee en la página web de la organización internacional.

La muestra galardonada del pueblo Leco fue obtenida a partir de árboles nativos de cacao silvestre amazónico, cultivados con sistemas productivos agroforestales y cosechados bajo prácticas tradicionales.

“Nos llegó la convocatoria en febrero, así que nos presentamos” al certamen “con nuestro cacao cultivado con características criollas”, recuerda Marqués.

El primer año que una variedad nacional obtuvo “Premio Internacional del Cacao” fue en 2013, cuando la cosecha de Mario Guari Cartagena, de la Asociación de Productores Agroforestales de la Región Amazónica de Bolivia (APARAB), de Riberalta (Beni), se situó entre las 15 mejores.

En el siguiente evento, 2015, se enviaron al torneo tres muestras, de las cuales dos se posicionaron entre las 17 mejores. Los galardonados en ese entonces fueron los productos de la Asociación de Productores de Carmen del Emero del Norte de La Paz y la de Ángel Tapia, afiliado a la APARAB.

El Viceministerio de Comercio Exterior e Integración y la Confederación de Productores y Recolectores Agroecológicos de Cacao de Bolivia posibilitaron que en este 2017 seis muestras de cacao boliviano participen en el concurso.

La Asociación de Productores de Cacao del Pueblo Leco de Larecaja, que agrupa a 35 familias de esa comunidad indígena, vende el 90% de su producción a la empresa Chocolates Para Ti, de Sucre, a un precio cercano a los Bs 1.500 el quintal. El resto lo utilizan para consumo interno y para la elaboración de chocolates artesanales.

La agrupación produce el año cerca de una tonelada y media y prevén alcanzar las tres toneladas y media el próximo año.

El Centro de Investigación y Promoción del Campesinado destacó que la participación del cacao boliviano en eventos internacionales es muy importante porque permite mostrar en el ámbito mundial la calidad y los esfuerzos que se han alcanzado en el manejo de este producto.

Maní, milenario producto nacional

El maní (Arachis hypogaea), también conocido como cacahuate, cacahuete o peanut, es una leguminosa de la familia de las Fabaceae cuyos frutos, considerados frutos secos, contienen semillas muy apreciadas en gastronomía.

Por su versatilidad, este cultivo se ha extendido a nivel mundial, estudios recientes revelan que el origen del maní moderno estaría en Sudamérica, específicamente en los valles bolivianos, donde dos especies antiguas se hibridaron hace 10.000 años dando lugar a la especie de maní que está presente en las cocinas de casi todo el mundo.

Según estudios genéticos y antropológicos, el maní moderno sería el resultado de la hibridación de dos antiguos tipos de maní andino: las variantes Arachis duranensis, muy común en las laderas andinas entre el noroeste de Argentina y el sureste de Bolivia; y Arachis ipaensis, una especie que se creía extinta y que investigadores de la Universidad de Georgia y la Iniciativa para el Genoma del Maní hallaron recientemente viva en territorio boliviano.

Aunque no se ha estudiado cuán antiguas son A. duranensis y A. ipaensis, los investigadores piensan que podría tratarse de especies que llevan más de un millón de años en la Tierra. El cultivo de la especie híbrida de maní que conocemos actualmente se extendió a lo largo de Sud América en épocas precolombinas hasta llegar a las costas del Atlántico y el Pacífico, e incluso a Centroamérica y México. En tempos más recientes fue llevado a África, Asia, América del Norte y Australia.

Además, de su milenaria historia, el maní tiene cualidades y características que hacen recomendable su uso, aunque debe ser consumido con moderación por tratarse de un alimento muy rico en calorías. Posee un alto nivel de grasas moninsaturadas y proteínas, ayuda a reducir el nivel de colesterol en la sangre y es apto para enfermos celíacos. Ayuda a generar serotonina en el cerebro, lo que lo transforma en un aliado natural contra la depresión, y es un suplemento ideal para mujeres embarazadas o aquellas que desean quedar embarazadas, pues presenta un alto contenido de ácido fólico. (Gustu)

jueves, 9 de noviembre de 2017

Iniaf prevé certificar más de 110 mil t de semillas este año



Este año, el Instituto Nacional de Innovación Agropecuaria y Forestal (Iniaf) proyectó certificar entre 110.000 y 115.000 toneladas (t) de semillas de diferentes alimentos, informó a Cambio el director de la entidad, Carlos Osinaga.

El ejecutivo del Iniaf, dependiente del Ministerio de Desarrollo Rural y Tierras, explicó que de marzo a octubre del presente año la entidad estatal certificó aproximadamente 3,4 millones de plantines y alrededor de 57.000 t de semilla.

Respecto a este último, detalló que se registró 40.000 t en Santa Cruz, 2.470 t en Gran Chaco, 4.700 t en Cochabamba, 1.442 t en Potosí, 2.500 t en Beni, 2.507 t en Chuquisaca, 2.197 t en La Paz, 406 t en Tarija y 59 t en Oruro.

“En 2015 logramos certificar 115.000 toneladas de semillas. En 2016 tuvimos una merma en los servicios de certificación por los fenómenos climatológicos. Esta gestión tenemos programado cerrar con 110.000 o 115.000 toneladas de semillas certificadas”, enfatizó Osinaga.

Mencionó que el mayor volumen se registró en el sector oriental del país, sin embargo, el desafío es fortalecer los servicios en los valles y el altiplano.

“De no existir el servicio de certificación de semilla, los productores tendrían que importar, y ello significaría una fuga de divisas de alrededor de 133 millones de dólares por año”, añadió.

Destacó que hace diez años se sembraban 2,8 millones de hectáreas (ha) y en la actualidad se cultiva 3,5 millones de ha. Gran parte de este desarrollo se debe a los servicios de cobertura a escala nacional que brinda el Iniaf.

Comisión argentina viene por el Seguro Agrario



Una comisión de Argentina llegará al país mañana para conocer más de cerca de qué manera el Seguro Agrario Universal Pachamama beneficia a las unidades productivas familiares, informó a Cambio el director del INSA, Erik Murillo.

El representante del Instituto del Seguro Agrario (INSA), brazo operativo del Ministerio de Desarrollo Rural y Tierras, indicó que la delegación argentina arribará a la ciudad de La Paz y se quedará tres días (del 9 al 11 de noviembre).

“Con Argentina tenemos previsto primero la visita para que pueda analizar a más detalle la experiencia boliviana. Cada aspecto que le interese, seguramente nos lo comunicará en el camino”, añadió.

Del 1 al 3 de noviembre, una comisión del INSA brindó capacitaciones a los técnicos y directivos del Ministerio de Agricultura y Ganadería del Paraguay.

“Nuestra comisión, financiada por la FAO, viajó a Paraguay para socializar de manera plena y detallada las acciones que toma el Seguro Agrario y de esa manera, ese país pueda sustentar su implementación para la agricultura familiar, en base a la experiencia boliviana”, dijo.

Indicó que ahora se realizará una tercera fase que consiste en el asesoramiento, a través de Internet para el diseño de un documento que plantee un modelo de seguro, acorde a la realidad agrícola paraguaya.

El director del INSA destacó que el Seguro Agrario boliviano llamó la atención de varios países. Bolivia fue invitada a dar disertaciones en Uruguay, Ecuador, Perú, pero básicamente Paraguay y Argentina pidieron de manera oficial conocer más sobre este beneficio en favor de la agricultura familiar.

Garantizan producción y precio de papa



El director de la Institución Pública Desconcentrada Soberanía Alimentaria (IPDSA), Jhonny Rojas, dijo el lunes que se garantiza la estabilidad del precio y la producción de papa hasta fin de año con la cosecha temprana y de invierno, según ABI.

“El precio de la papa no ha subido esta gestión hasta ahora, y según las estadísticas de cosecha que tenemos no va a subir en este año, garantizamos la estabilidad en los precios y el abastecimiento de papa”, dijo a medios estatales.

Rojas informó que en el país se sembraron 18.000 hectáreas de papa para producir hasta fin de año más de 175.000 toneladas y garantizar la demanda.

“En 2017, yo podría afirmar que hasta ahora durante los 10 meses que han pasado se ha tenido una estabilidad regular de los precios de la papa en el ámbito nacional. Esto se ha logrado con el trabajo conjunto que estamos desarrollando”, mencionó el director del IPDSA.

Con la finalidad de garantizar el alimento en el mercado nacional, el Ministerio de Desarrollo Rural y Tierras organizará la Ruta de la Papa. El recorrido se realizará mañana en las comunidades Yamura, Canqui Chico y Tia Canqui, del municipio Inquisivi perteneciente al departamento de La Paz.

Los productores y las autoridades originarias exhibirán el proceso de producción, desde el cultivo hasta la cosecha.

Esta cartera de Estado ejecuta el Proyecto de apoyo a la producción de papa en siembra de invierno y temprana a escala nacional, con un presupuesto de 96 millones de bolivianos.

El plan estatal beneficia a 93 municipios de La Paz, Cochabamba, Santa Cruz, Potosí, Chuquisaca y Tarija.

miércoles, 8 de noviembre de 2017

Agricultura familiar Seguro indemnizó a 3.439 hectáreas afectadas

El responsable regional del Instituto Nacional de Seguro Agrario (INSA), Carlos Espinoza, informó ayer que esa entidad estatal pagó más de 3,4 millones de bolivianos de indemnización por 3.439 hectáreas (ha) de cultivos afectados por los desastres naturales en el departamento de Cochabamba.

“Ha concluido la gestión 2016-2017 y se ha tenido como resultado un pago de indemnización de 3.439.000 bolivianos”, precisó en un contacto con los periodistas.

Según Espinoza, el pago de las indemnizaciones benefició a 3.898 familias campesinas de 171 comunidades.

Precisó que la sequía fue el fenómeno climático más perjudicial en Cochabamba y afectó a la producción de maíz.

“Hemos tenido también granizadas y heladas que han afectado los cultivos de papa”, complementó.

Agregó que los municipios con mayores daños agrícolas fueron Pasorapa, Aiquile y parte de Mizque.

Aunque dijo que los daños registrados por el INSA, por fenómenos climáticos este año, fueron menores a las casi 10.000 hectáreas contabilizadas en 2016.

Una reciente reunión realizada en La Paz entre personeros del INSA y funcionarios del Ministerio de Agricultura del Paraguay analizó las políticas existentes en Bolivia para focalizar con mayor precisión la cobertura del seguro.

Efectos en el campo Plan apoyará mitigación de incidentes climáticos

El Ministerio de Medio Ambiente y Agua inició el diseño del programa denominado “Bolivia resiliencia frente a riesgos climáticos”, que incluye la edificación de obras civiles, gestión de conocimientos y fortalecimiento institucional, con el propósito de impulsar tareas preventivas y de mitigación, a objeto de encarar los riesgos que están causando los efectos del cambio climático en Bolivia y el resto del mundo informaron el martes fuentes institucionales.

La resiliencia, en ese ámbito, se conoce como la capacidad de una población para enfrentar el impacto del cambio climático, producto de la alta variabilidad de temperaturas, lo que afecta a la provisión de agua y, asimismo, a la preparación de los diversos agentes regionales y de los municipios para diseñar políticas de mitigación medioambiental.

“La primera fase del programa empezará en 2018, priorizando las cuencas de Alpacoma, en el departamento de La Paz, que involucra al municipio de Achocalla; y la cuenca del Rocha, en Cochabamba, con intervención en el Cercado, Vinto, Sipe Sipe, Colcapirhua y Quillacollo”, según informes oficiales.

INFRAESTRUCTURA

Según el documento difundido al respecto, en las áreas de intervención se ejecutarán diques, obras de estabilización, laderas, control de la erosión, reservorios multipropósito para la laminación de avenidas y las canalizaciones, entre otros.

También incluye la elaboración de estudios sobre riesgos climáticos, con el fin de identificar y diseñar obras de mitigación; y acciones de concientización ambiental en las poblaciones de los seis municipios.

Además, la gestión del conocimiento sobre riesgos climáticos, con el fortalecimiento de capacidades de Entidades Territoriales Autónomas y de las instituciones gubernamentales vinculadas con el área.

FINANCIAMIENTO

El programa busca reducir el riesgo climático en cuencas prioritarias y mejorar el desempeño del país en la identificación del riesgo; su ejecución demandará la inversión de 40 millones de dólares, financiados por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

TEMPERATURA

Bolivia es uno de los países con mayor afectación por desastres naturales en la región andina. En los últimos años, la temperatura se elevó en el país a razón de medio grado centígrado, según el científico Humberto Gómez, ex miembro de la Fundación Amigos de la Naturaleza. El experto dijo recientemente que las regiones más vulnerables del país al cambio climático son el altiplano y las poblaciones de la amazonia, donde las familias suelen perder en muchos casos la totalidad de sus cosechas y, asimismo, la insuficiente infraestructura productiva por acción de inundaciones y riadas.

Desde el punto de vista forestal, Bolivia perdió 470.000 hectáreas de bosques en 2016, la deforestación más elevada en los recientes 16 años.

IMPACTO

En el período 1970-2016 se reportaron 70 desastres naturales, que causaron la muerte de al menos 1.583 personas y afectaron a una población de más de 7,7 millones de habitantes; 99,6% fueron afectados por eventos hidroclimáticos.

Las inundaciones, deslizamientos y la sequía, asociados a los episodios del fenómeno de El Niño en los periodos 1983-1984 y 1997-1998, ocasionaron pérdidas, según estimaciones, equivalentes al 15,3% y 6,3% del Producto Interno Bruto (PIB), respectivamente.

martes, 24 de octubre de 2017

Congreso Internacional de Soya Bolivia asume desafío de incrementar productividad

Con el compromiso de aumentar significativamente la productividad de la oleaginosa, el presidente de la Asociación Nacional de Productores de Oleaginosas (Anapo), Marcelo Pantoja, inauguró ayer el III Congreso Internacional de Soya en la ciudad de Santa Cruz, con la presencia de 14 expositores internacionales, que intercambiarán experiencias sobre el mejoramiento de productividad.

“Son 14 expertos que hablarán de muchos temas, no tenemos un tema relevante todos son importantes, tenemos de enfermedades, de tratamientos de suelos, de condiciones climatológicas, biotecnología, precios y otros”, dijo durante su discurso inaugural.

EXPORTACIONES

Explicó que el eje central de ese evento se basará en función a las perspectivas de los productores bolivianos para exportar soya y sus derivados hacia otros países de la región.

Pantoja dijo que los productores bolivianos tienen el objetivo de producir 3,3 toneladas por hectárea de soya al igual que otros países de la región.

Actualmente, Bolivia produce 2,1 toneladas por hectárea, mientras que Brasil registra alrededor de 5 toneladas, estimaron fuentes privadas en la capital cruceña.

El Presidente de Anapo afirmó que existe la necesidad de mejorar la tecnología y el uso de semillas mejoradas para este propósito en base a un manejo sustentable.

Régimen Agropecuario Único Agro tiene plazo hasta 31 de octubre

El Servicio de Impuestos Nacionales (SIN) recordó que este 31 de octubre vence el plazo para que los contribuyentes inscritos en el Régimen Agropecuario Unificado (RAU) hagan su declaración y pago de la cuota anual única, correspondiente a la gestión 2016.

De acuerdo con la normativa vigente, los contribuyentes de este régimen deberán presentar su Declaración Jurada (DDJJ) en el Formulario 701.

En el RAU están inscritos contribuyentes con actividades agrícolas o pecuarias, cooperativas o sucesiones indivisas dedicadas parcial o totalmente a actividades de avicultura, apicultura, floricultura, cunicultura y piscicultura, y productores agrupados en organizaciones de pequeños productores.

El SIN también comunicó que en su página web www.impuestos.gob.bo se encuentra el formulario N° 101700000017 sobre “Actualización de la cuota fija por hectárea del Régimen Agropecuario Unificado”, donde se encuentran los importes de las cuotas fijas actualizadas anualmente.

SUJETOS PASIVOS

Son sujetos pasivos del RAU las personas naturales y sucesiones indivisas que realicen actividades agrícolas o pecuarias en predios cuya superficie esté comprendida dentro de los límites establecidos para pertenecer a este régimen consignados en el Anexo I del presente Decreto Supremo (24463).

Son también sujetos pasivos todas las personas naturales y sucesiones indivisas propietarias de tierras cuya extensión no sea superior a los límites máximos establecidos para pertenecer a este régimen, inclusive cuando dicha extensión esté comprendida dentro de la Pequeña Propiedad a que se refiere el Artículo 10° de la referida norma legal, que estén dedicadas parcial o totalmente a actividades de avicultura, apicultura, floricultura, cunicultura y piscicultura. Asimismo, pertenecen al RAU las Cooperativas.

lunes, 23 de octubre de 2017

El lunes empieza el Congreso Internacional de la soya



La salud física, química y biológica del suelo a cargo del boliviano Bismark Terrazas, será la primera disertación del III Congreso Internacional de la Soya a realizarse entre lunes 23 y martes 24 de octubre en el salón Chiquitano de la Feria Exposición, desde las 8:30 de la mañana.

Este evento es organizado por la Asociación de Productores de Oleaginosas y Trigo (Anapo), cuyo presidente, Marcelo Pantoja, informó que son 14 los especialistas de Argentina, Brasil y Bolivia, que estarán brindando diferentes conferencias magistrales, “con las que apuntamos a elevar el rendimiento de nuestros cultivos y hacer más sostenible nuestra actividad agricola”.

El congreso cuenta con el auspicio de Lealsem, Bayer e Interagro – Basf. Participan también Phoebus. Atimex, Interoc, Agripac-Syngenta, Bunge, Caniob, AgXplore, Correten, LDC, Synagro, Aprosoja, GTA Latam, Agro Centro, Nidera y Agro Fertil.

“Vamos a tener profesionales que manejan información de primera mano, ya que pertenecen a instituciones de avanzada, son de países que figuran como potencias en la producción de soya”, dijo Pantoja, quien resaltó también a los profesionales bolivianos, “quienes son los que llevan la delantera en la exploración científica sobre las diferentes temáticas que rodean a la soya”.

Entre los tópicos que serán puestos a consideración, se menciona: suelos, malezas, plagas insectiles, enfermedades, tecnología de aplicación, biotecnología, perspectiva climática para el verano 2017/2018 y precios y mercados.



Las disertaciones comenzarán una vez se realice un breve acto inaugural y posteriormente se harán las exposiciones de los especialistas de Brasil, Argentina y Bolivia. Las charlas serán entre lunes y martes, con panel de discusiones al final de cada jornada.


miércoles, 18 de octubre de 2017

Bayer firma un acuerdo para vender algunos activos de su negocio CropScience a BASF por valor de 5900 millones de euros

En el marco del proyecto de integración con Monsanto, Bayer prevé vender el negocio mundial de glufosinato de amonio y la tecnología vinculada a LibertyLink para tolerancia al herbicida y prácticamente todos los negocios de semillas de la compañía, así como las respectivas capacidades de investigación y desarrollo.

Los negocios de semillas que se venderán abarcan el negocio mundial de semillas de algodón (excepto en India y Sudáfrica), el negocio de semillas de colza en Norteamérica y Europa y el negocio con semillas de soja y en 2016 generaron unas ventas netas de aproximadamente 1300 millones de euros. La transacción incluye la transferencia de propiedad intelectual e instalaciones relevantes, así como de más de 1800 empleados, principalmente en Estados Unidos, Alemania, Brasil, Canadá y Bélgica. Como parte del acuerdo, BASF se compromete a mantener todos los contratos de trabajo indefinidos actuales bajo condiciones similares durante al menos tres años desde el cierre de la transacción.

“Estamos aplicando un enfoque proactivo para abordar posibles reticencias por parte de las autoridades con el objetivo de facilitar el éxito del cierre de la transacción de Monsanto” —explicó Werner Baumann, presidente del Consejo de Dirección de Bayer AG—. Al mismo tiempo, nos satisface haber encontrado en BASF un comprador solvente para nuestros negocios que continuará cubriendo la demanda de los agricultores y ofrecerá a nuestros empleados perspectivas a largo plazo”. La transacción está condicionada a la autorización por parte de las autoridades competentes así como al éxito del cierre de la adquisición de Monsanto por parte de Bayer.

“Estamos muy agradecidos a nuestros colaboradores, quienes han desempeñado un papel fundamental en el éxito de estos negocios durante años —manifestó Baumann—. Al mismo tiempo, también somos conscientes de la necesidad de abordar ciertos solapamientos en la cartera de productos conjunta de Bayer y Monsanto”. Bayer sigue colaborando con diligencia con las autoridades competentes con el propósito de poder cerrar la adquisición de Monsanto a principios de 2018.

“Mediante la adquisición, estamos aprovechando la oportunidad de comprar activos altamente atractivos en cultivos y mercados clave. Nos alegramos de poder tener la oportunidad de desarrollar estos innovadores y rentables negocios y de poder dar la bienvenida al experimentado y dedicado equipo de protección de cultivos, semillas y rasgos. Estos negocios constituyen un complemento ideal de la cartera de productos de BASF”, declaró el Dr. Kurt Bock, presidente del Consejo de Dirección de BASF, SE.
Bayer seguirá siendo la propietaria, operando y manteniendo estos negocios hasta el cierre de la desinversión. Tras el cierre de la adquisición de Monsanto, Bayer seguirá operando en estos mismos ámbitos a través de los actuales programas, productos y ofertas de Monsanto.

Bayer empleará los ingresos netos que obtenga con la desinversión anunciada para refinanciar parcialmente la adquisición prevista de Monsanto. Bayer publicará una actualización sobre el total de sinergias esperadas por la adquisición de Monsanto de aquí al cierre de la transacción.

Afirmaciones de carácter prospectivo


El presente comunicado podría contener afirmaciones de carácter prospectivo. Los resultados reales podrían diferir sustancialmente de las estimaciones y los pronósticos contenidos en dichas afirmaciones prospectivas. Algunos factores que podrían provocar que los resultados reales difieran sustancialmente de las afirmaciones serían, entre otros, los siguientes: incertidumbres relativas al calendario de ejecución de la transacción; el riesgo de que las partes no consigan hacer efectivos (o no lo consigan en el plazo previsto) los aumentos de la eficiencia y las sinergias que se esperan de la integración o que fracase la integración del negocio operativo de Monsanto Company («Monsanto») en Bayer Aktiengesellschaft («Bayer»); que la integración de Monsanto resulte más difícil, consuma más tiempo o sea más costosa de lo esperado; que la facturación tras completar la transacción sea menor de lo asumido; que los costos operativos, la pérdida de clientes o los trastornos de la actividad empresarial (inclusive posibles dificultades para conservar las relaciones existentes con empleados, clientes o proveedores) sean mayores o de mayor calado de lo esperado tras el anuncio de la transacción; la posible pérdida de importantes empleados clave de Monsanto; riesgos asociados a la distracción de la atención de los directivos del negocio cotidiano debido a la transacción; que no puedan cumplirse las condiciones para la ejecución de la transacción o que no puedan obtenerse los permisos oficiales necesarios en los términos y el calendario previstos; la capacidad de las partes para cumplir las expectativas relativas al calendario, la ejecución y el tratamiento contable e impositivo de la fusión; las consecuencias de las deudas que Bayer contraería en relación con la transacción y su posible repercusión sobre la calificación crediticia de Bayer; las repercusiones de la fusión de Bayer y Monsanto, inclusive la futura situación financiera, el resultado operativo, la estrategia y los planes de la empresa conjunta; otros factores, descritos en el Informe Anual correspondiente al ejercicio que finalizó el 31 de agosto de 2016 presentado (formulario 10-K) por Monsanto ante la Comisión estadounidense del Mercado de Valores (SEC) y en otros informes presentados ante la SEC, que pueden consultarse en http://www.sec.gov y en el sitio web de Monsanto (www.monsanto.com), así como otros factores descritos en los informes públicos de Bayer, que pueden consultarse en el sitio web de Bayer (www.bayer.com). Bayer no se compromete a actualizar las afirmaciones prospectivas del presente comunicado, salvo que la ley disponga lo contrario. Se advierte a los lectores de que no deben atribuir una fiabilidad indebidamente elevada a las citadas afirmaciones prospectivas, que sólo son válidas en la fecha de este comunicado.




En Yacuiba trabajan un plan para controlar a langostas



Técnicos del Gobierno Regional del Chaco y el Gobierno Municipal de Yacuiba trabajan en tiempo y materia en un plan de contingencia interinstitucional para controlar y combatir la presencia de langostas en la primera sección, a efectos de evitar que causen daños a la vegetación y cultivos agrícolas.

Cabe recordar que este fin de semana se observaron grandes mangas de langostas en al menos tres barrios del municipio yacuibeño, un hecho que también está seguido por el Servicio Nacional de Seguridad Agropecuaria e Inocuidad Alimentaria (Senasag).
Según la red El Chaco Informa, el secretario de Promoción Económica, Wilder Rengifo, explicó que los reportes técnicos establecen que la plaga fue avistada en la zona Oeste de la ciudad y está migrando hacia el Norte. En ese sentido, dijo que se está haciendo un monitoreo en las serranías del Aguaragüe hasta la comunidad de Busuy, para identificar las zonas de ovo postura.
“En ciertos trayectos de su recorrido, estas langostas han dejado sus huevos y estamos trabajando para evitar que eclosionen y se vuelvan un problema para nosotros. Otra de las medidas que hemos asumido es elaborar diferentes materiales educativos, para capacitar a nuestros productores, para que nos ayuden en la identificación de otras zonas de ovo postura”, enfatizó Rengifo.
A su turno, Edwin Cardozo, secretario del Gobierno Regional, acotó que los técnicos del Senasag e Iniaf también se encuentran en el campo realizando las verificaciones de cuál es la magnitud de los daños que podrían haber ocasionado las langostas en su paso por el municipio. Acotó que una vez se tengan los reportes necesarios, se tendrá que asumir las medidas a seguir para ver de qué manera se va a trabajar en la subsanación de los perjuicios.
Por su parte, el alcalde Ramiro Vallejos, aseveró que ante la emergencia que se atraviesa, convocará de manera urgente a una reunión interinstitucional donde estará presente el Gobierno municipal, Gobierno regional y las demás instituciones que tienen que ver con la producción agropecuaria, a efectos de continuar trabajando en acciones y medidas estratégicas para fortalecer la lucha contra esta plaga.

Tres países pactan combatir la plaga de langostas en la región



Representantes de los Gobiernos de Bolivia, Argentina y Paraguay acordaron un plan regional de manejo de langostas que permitirá establecer parámetros únicos de vigilancia, control e investigación de esa plaga, que afecta a provincias argentinas y de los otros países.

El documento fue firmado por el vicepresidente del Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria argentino (Senasa), Guillermo Rossi; el director general técnico del Servicio Nacional de Calidad y Sanidad Vegetal y de Semillas de Paraguay (Senave), César Rivas; el director ejecutivo del Servicio Nacional de Sanidad Agropecuaria e Inocuidad Alimentaria de Bolivia (Senasag), Javier Suárez, y el ministro de Producción de Jujuy, Juan Carlos Abud.

El ministro de Ambiente y Producción Sustentable de Salta, Javier Montero, explicó que se trata de un emprendimiento que deberá se encarado manera conjunta, porque es un problema que no se resolverá de un día para el otro.

“La idea ha sido ratificar todo lo que hemos venido haciendo desde la detección de la plaga y evaluar lo que hay que hacer de acá en adelante en términos técnicos y económicos”, manifestó.

En el marco de esta actividad se firmaron además otros tres convenios de cooperación y asistencia recíproca entre Salta y el Senasa, entre Jujuy y el Senasa, y entre Salta y Jujuy. La langosta sudamericana es una plaga que genera un alto impacto socioeconómico para la actividad agropecuaria, debido a sus características de voracidad y porque son capaces de recorrer hasta 150 kilómetros diarios, mientras que las hembras ponen aproximadamente 840 huevos a lo largo de su vida.

Se creó un comité de emergencia con las asociaciones de productores de diferentes sectores para realizar monitoreo.

Seguro Agrario boliviano le interesa a Paraguay

Una comisión del Gobierno de Paraguay está en Bolivia con la finalidad de conocer de cerca la implementación y funcionamiento del Seguro Agrario que beneficia a unidades productivas familiares de bajos ingresos.

El director general del Instituto del Seguro Agrario (INSA), Erik Murillo, dijo que la comisión está conformada por cinco integrantes que sostendrán reuniones durante tres días con los responsables del seguro, quienes explicarán temas como el marco legal para la aplicación, asuntos técnicos referidos al registro de los productores, además de la parte administrativa, financiera, disposición de personal para el proceso de indemnización a cada agricultor, que consiste en el pago de Bs 1.000 por la pérdida de una hectárea de cultivos dañados con granizo, helada, sequía, riada e inundaciones.

“El objetivo de la misión de Paraguay es establecer lineamientos y pautas metodológicas y de instrumentos que permitan una implementación del Seguro Agrario de agricultura familiar probablemente en algún caso sustentadas en la experiencia boliviana”, indicó Murillo.

El modelo del Seguro Agrario en su modalidad Pirwa, es decir orientado a familias rurales pobres, es de interés de varios países, entre ellos Paraguay, destacó el Director del INSA.

En ese marco, sostuvo que el Estado boliviano pasó en poco tiempo de ser un país que recibía información y cooperación externa para implementar proyectos a otro que comparte sus experiencias, como el caso del Seguro Agrario.

martes, 17 de octubre de 2017

Desde 2006, Bolivia usa más herbicidas

De acuerdo con datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), la importación de herbicidas en el país pasó de $us 32.808.500 en 2006 a $us 71.537.922 en 2016. Estas compras van dirigidas, principalmente, a la agricultura de pequeños productores y la agroindustria.

Dentro de la referida partida se encuentra el herbicida glifosato, cuyas consecuencias para la salud humana fueron puestas en discusión este fin de semana.

Una explicación sobre el aumento de herbicidas para la agricultura es que al haber semillas transgénicas en la siembra, el uso de glifosato, que se incluye en los herbicidas, se incrementó, debido a que la dosis ya no es suficiente para matar a la mala hierba, porque a su vez aquella crea resistencia al acciones de los agroquímicos

La explicación fue proporcionada por Miguel Crespo, director de la ONG, Probioma, quien ofreció una exposición la semana pasada en la Facultad de Economía de la Universidad Pública de El Alto, (UPEA). En la oportunidad, Crespo se refirió al tema alimentario con cultivos orgánicos y la riqueza que tiene Bolivia en esta materia.

En su exposición, informó que las malezas resistentes a los herbicidas aumentaron considerablemente a nivel mundial entre 1950 a 1969, a 85 especies y entre 2010 a 2015.

NORMATIVA

Dijo que el uso del herbicida glifosato se reduce en el mundo, además que tiene normas de uso, pero en Bolivia la normativa no está clara al respecto, pero que la Constitución Política del Estado prohíbe el uso de biológicos sintéticos y prioriza la alimentación orgánica.

“Han llegado a indicar que el uso permanente de ese herbicida podría dañar la salud humana hasta causar cáncer”, sostuvo. Al respecto los defensores de la aplicación de agroquímicos señalaron que no tiene un efecto negativo, y es por ello que su uso va en aumento a nivel internacional.

VOLÚMENES

De acuerdo con la información del INE, los años que más se compró herbicidas en el país, y que incluye al glifosato fueron entre 2014 y 2015. En cuanto a los volúmenes, la cifra también se duplicó al igual que los valores importados. En el período 2006-2016, aquellos se elevaron de 12 a 25 millones de kilogramos.

DATOS

1.- Los cultivos de soya en Santa Cruz utilizan glifosato en razón a que la semilla es transgénica resistente al herbicida. 99.9% se produce con semilla modificada.

2.- La productividad en los cultivos es de 2 toneladas por hectárea, menor al del Brasil que es 5 t/h.

3.- Este año la extensión sembrada podría llegar al millón de hectáreas

4.- Las zonas de mayor producción de la oleaginosa es el este, llamada de expansión y el norte integrado.

“Heladas, granizadas, sequías, vientos fuertes y pájaros afectan a más del 50% de la producción”



Las cooperaciones alemana y sueca, con la contraparte del Gobierno boliviano, lograron incrementar la resiliencia de sistemas productivos de pequeños productores de Chuquisaca y de otros departamentos del país con la implementación del “GIZ Programa de Desarrollo Agropecuario Sustentable (junio 2014-noviembre 2017)”.

“Si los productores hacen una mejor gestión de sus recursos naturales —estamos hablando de agua y de bosque—, incrementan sus ingresos y tienen mayores capacidades de adaptación, conocen sus vulnerabilidades y toman medidas para protegerse, estaríamos aumentando la resiliencia”, indica Jorge Ramírez Mattos, es asesor principal del Proceso de Poscosecha, Transformación y Comercialización en PROAGRO GIZ y responsable de la oficina de la Cooperación Alemana GIZ (ex GTZ) en Chuquisaca y Potosí.

En la primera parte de esta entrevista, publicada el martes pasado, Ramírez comentaba a CAPITALES que, dentro de este programa financiado por Suecia y Alemania, se validaron al menos 20 tecnologías e innovaciones en los diferentes eslabones de la cadena: cuencas, riego, producción, comercialización, como parte del mejoramiento gradual de los sistemas de pequeños productores de Chuquisaca y de otros departamentos del país.

Muy buenos indicadores

“Los indicadores son muy buenos: hemos duplicado lo que se esperaba, hemos mejorado en eficiencia, en ingresos, en rendimientos y en las capacidades también de los productores, que ahora tienen más conocimientos. Y ahí entendemos que hay una mayor resiliencia”, explica a CAPITALES este administrador de empresas e ingeniero comercial sucrense.

Solo en el segundo de los seis componentes del mencionado programa (uso eficiente del agua), se obtuvo un 50% de incremento de eficiencia del riego. “Nos han puesto el reto de mejorar los sistemas por lo menos hasta 48% de eficiencia; en el tema de producción, incrementar los rendimientos hasta un 15%; en ingresos, hasta un 15%... hemos obtenido indicadores muy buenos, en algunos casos duplicando y más lo que se esperaba”, puntualiza.

Cita algunos ejemplos. En rendimiento, el objetivo era incrementar al menos 10%. “Hemos hecho líneas base y hemos sacado el 7.7% como promedio de rendimiento en parcelas de frutas. Ahora, los resultados de nuestras mediciones nos llevan al 34% de incremento de rendimiento promedio en frutas”.

En cuanto a hortalizas, cuenta que tenían una línea base de 13.5% y llegaron a 36.2% en promedio. Incluso, “Si habláramos de productores líderes, que han agarrado todos los paquetes, es mucho más”.

Con relación a ingresos, habían medido un promedio del 23% y llegaron al 64%.

La incidencia de las tecnologías

“Cada tecnología demuestra cada incremento. Si al aplicarse las tecnologías no se tiene más pérdidas de, por ejemplo, 50% debido al cambio climático, es porque dieron buen resultado”, explica Ramírez, como una de las formas de medición de sus indicadores.

Sin embargo, agrega él, “realmente tú vas a ver que efectivamente hay un éxito cuando los productores incrementen sus recursos. Ese es el indicador más grande que tenemos y ahí estamos poniendo mucho énfasis. No solamente hemos visto que se mejore la eficiencia de los recursos naturales, el manejo, la mecanización, sino que al final del día eso tiene que acabar con más plata en el bolsillo de los productores”.

Por eso, la GIZ —dice Ramírez— vio que cuando los productores registran mayores ingresos, sus capacidades empiezan a mejorar: se compran más maquinaria, tienen acceso a más tecnología y más conocimiento y, además, se animan a reinvertir.

Pérdidas por cambio climático

“Con relación al cambio climático: las heladas, granizadas, sequías, vientos fuertes y pájaros afectan, en la mayoría de los casos, más del 50% de la producción. En realidad (sumados otros factores), estamos hablando de aproximadamente más del 70% de pérdida que tienen los productores en cualquiera de sus rubros”, agrega, con preocupación, el representante de la GIZ.

Comenta a CAPITALES que los productores generalmente tienen dos preocupaciones principales: Para contrarrestar los efectos del cambio climático, “¿cómo sé cuándo se van a presentar heladas?” y “¿qué hago cuando cae una helada?”.

Dice que se presentaban casos comunes como, por ejemplo: “Si tengo una cuarta hectárea de durazno y sé que pasado mañana me va a bajar la temperatura hasta -4 grados centígrados y mi fruto está creciendo, ¿cómo salvo mi cuarta hectárea de árboles de durazno? O bien, sé que me llegará una granizada pero no cuándo; entonces, ¿si llega en floración o cuando está creciendo mi fruto y lo pierdo todo…?”.

Ramírez cuenta que “ahí se ha trabajado con estaciones meteorológicas, para la previsión de heladas”. Luego: “En el tema de heladas y granizadas, para los frutales, todavía no había tecnologías en el campo. Como innovación se implementaron mallas antigranizo adaptadas de lo que se hace con la uva. Se trata de infraestructuras que están por encima de los 3,5 metros, sobre plantas que llegan a medir más de 3 metros. El resultado es prácticamente un invernadero. Ahora, los productores saben que sirve para todo tipo de fruta”.

Admite que se trata de una innovación costosa (estimada en 6.000 dólares por cuarta hectárea), “pero —aclara— si haces el cálculo de pérdida (por causa de las granizadas), al segundo año estarías pagando la inversión y esta infraestructura dura por lo menos 10 años”. Dice que usando aluminio en vez de palos de madera, aunque se eleva el costo, es mayor también su vida útil.

Estas mallas plásticas se aplican con éxito en Camargo y San Lucas, para el durazno, y en Aiquile para la chirimoya. Desde la GIZ anuncian que próximamente llegarán con el mismo sistema a Villa Serrano y al sur de Potosí. Aunque, añade el especialista, “como ya se conoce la tecnología, la gente lo está implementando con su plata”.

El mayor aprendizaje

Señala como el mayor aprendizaje de este programa que “la tecnología y los conocimientos mejoran las capacidades de los productores, esto hace que esto signifique en muchos casos una mejora de los ingresos”. Habla no solamente de capacidades relacionadas con la producción, sino también con el cambio climático.

Hacia el final del programa, la GIZ no solo trabajó articuladamente con el Gobierno sino también con otros actores como las universidades. En ese orden, coordinaron con la Facultad de Ciencias Agrarias de la Universidad San Francisco Xavier, apoyando en concreto al Instituto de Desarrollo Rural Integral (IDRI).

Ramírez informa que el proyecto de la GIZ acaba en noviembre de este año. Pero en 2018 comenzará otro, denominado PROCUENCAS, con un enfoque distinto, “más orientado al manejo sostenido de recursos naturales dentro de la cuenca”. Entre las priorizadas, adelanta a CAPITALES, probablemente se tome en cuenta una de Chuquisaca.


Muyupampa fue sede de la Feria de la Semilla

El municipio de Villa Vaca Guzmán fue sede de la XII versión de la Feria Nacional de la Semilla, organizada por el Ministerio de Desarrollo Rural y Tierras, a través del Instituto Nacional de Innovación Agropecuaria y Forestal (INIAF), según un boletín de prensa. La actividad movió cerca de Bs 2 millones en intenciones de negocios y Bs 36.000 en ventas efectivas.

A la feria acudieron 30 expositores y comercializadores de distintas variedades de semillas.

"El objetivo de estas ferias es rescatar las variedades nativas de semilla, el intercambio de experiencias y fomentar las relaciones comerciales", según explicó el responsable del INIAF en Chuquisaca, José Luis Vacaflor.

Villa Tunari gana tercer Torneo Nacional Taza de Calidad Café Presidencial

El café producido en Villa Tunari, zona del trópico de Cochabamba, ganó el tercer Torneo Nacional Taza de Calidad Café 'Presidencial Evo Morales Ayma 2017', informó hoy el director del Fondo Nacional de Desarrollo Integral (Fonadin), Erlan Oropeza.

"Los catadores internacionales consolidaron con un promedio de 92 puntos al municipio de Villa Tunari como el mejor café de Bolivia, en la tercera versión del torneo nacional ", dijo citado en un boletín de prensa.

Ese torneo se realizó entre el 12 y 15 de octubre en el municipio de Coroico de La Paz; en segundo y tercer lugar quedaron los representantes del municipio de Caranavi.

"Este torneo de café aglutinó a 109 productores que presentaron sus muestras de café, de los cuales 73 micro lotes ingresaron a la segunda fase y hoy conocemos que de este total solo 18 clasificaron, los cuales corresponden a los municipios Villa Tunari, Caranavi y La Asunta", detalló Oropeza.

El responsable de Fonadin prevé que para este año el café ganador se pueda comercializar a más de 10 dólares la libra.

República Checa muestra interés en importar banano y palmito boliviano



(ABI).- El embajador de la República Checa, Josef Rychtar, manifestó el interés de su país en importar banano y palmito boliviano en una visita que realizó el pasado fin de semana al Trópico de Cochabamba, según informó hoy la cancillería mediante un boletín de prensa.

El embajador, junto a servidores públicos del Ministerio de Relaciones Exteriores, autoridades locales del Trópico de Cochabamba, SENASAG, FONADIN e Insumos Bolivia, visitó las instalaciones del Centro de Inspección Fitosanitaria de Frutas de Exportación, para tomar conocimiento del proceso de inspección y certificación fitosanitaria de la fruta de exportación.

En la ocasión las empresas exportadoras realizaron la presentación del proceso productivo del banano, incluyendo visitas de campo, con la explicación detallada de las prácticas agrícolas y de empaque.

Según la nota de prensa, la producción de banano en el Chapare cochabambino, posee un nivel de calidad óptimo requerido en mercados internacionales lo que permitirá alcanzar a un corto plazo la exportación al mercado de la República Checa.

En lo que respecta al Palmito, la comisión se trasladó a la Planta Procesadora de Insumos Bolivia, instalación donde se verificó la alta calidad de los palmitos envasados que oferta esta industria.

El director General de Insumos Bolivia, Joseph Tapia, fue el encargado de realizar la presentación de la oferta de los productos agroindustriales de palmito con destino a mercados internacionales.

Siempre según el documento, el diplomático Rychtar, expresó su predisposición en coadyuvar junto a la Cancillería de Bolivia para efectivizar la exportación de esos productos alimenticios a su país.

La República Checa es un país de Europa Central pertenece a la Unión Europea desde el año 2004; tiene una población de aproximadamente de 10,56 millones de habitantes, con un PIB de 192,9 miles de millones de dólares (2016).

miércoles, 11 de octubre de 2017

Más de doscientas ochenta muestras feriales se presentarán en Vidas 2017

VIDAS 2017, es el evento de tecnología agrícola más representativo de Bolivia organizado por FUNDACRUZ, mostrará este 13 y 14 de octubre las principales novedades del sector.
---------------------------------------------------

(Santa Cruz de la Sierra, 04 de octubre).- Se realizó la primera visita a los predios de lo que será la Feria Vidas 2017, ubicado en el kilómetro 40 de la carretera al norte, entre Warnes y Montero, donde se podrán apreciar de primera mano lo último en maquinaria agrícola, rendimiento de semillas, uso de fertilizantes y plaguicidas, además de equipamiento e insumos agrícolas.
Son 35 hectáreas de extensión distribuidas en 3 áreas de exposición: Stands de Exposiciones 8,5 ha, Parcelas Demostrativas y Dinámica de Maquinarias 13,5. Roberto Nakasato, Gerente Técnico de FUNDACRUZ, comento el avance que se tiene tanto en parcelas demostrativas; “Hoy tenemos los cultivos preparados casi al 100% para la Feria, cada uno con su propio manejo estratégico, entre ellos están los cultivos de soya, maíz, trigo, girasol, entre otros. Este año nos acompañaran empresas tanto públicas como privadas. En esta nueva versión el productor tendrá a disposición más de 280 muestras feriales expuestas en las diferentes áreas, que ofrecerán las últimas innovaciones tecnologías y servicios para el agro” comento Nakasato.
Por su parte Fundacruz presentara la una variedad de soya, “TMG CARAVANA RR, de igual manera otras empresas presentaran novedades de soya, maíz, sorgo, girasol y otros. Estará presente La planta de UREA y amoniaco de la estatal Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) que mostrara la importancia de la urea sobre los diferentes cultivos”.

Dinámica de Maquinarias:

En esta área participaran concesionarias de firmas internacionales que mostraran las características y ventajas de nuevos modelos de maquinarias e implementos agrícolas de última generación, equipos para siembra, nutrición, pulverización y cosecha expuestas por las diferentes concesionarias de grandes marcas internacionales. La finalidad es facilitar el trabajo del agricultor para optimizar tiempo y dinero mejorando el resultado en la producción.
Stand de exposición:
Entre tanto en el área de Stands de exposiciones, las empresas de maquinarias, implementos agrícolas, equipos, automotores, repuestos, equipamientos, insumos, semillas y otros mostrarán sus novedades y precios de feria. Las entidades financieras ofertaran créditos con tasas preferenciales, las instituciones de investigación estarán mostrando los resultados en cuanto a genética y novedades agro tecnológicas, las instituciones gubernamentales y no gubernamentales estarán presentes mostrando el trabajo que realizan en beneficio del sector; la agroindustria también está presente en VIDAS así como las empresas de seguros y telecomunicaciones entre otros.


Uniendo al agro

Cada año, VIDAS, promueve el encuentro directo entre productores y proveedores, de acuerdo a los datos estadísticos que la empresa organizadora realiza para medir la afluencia de personas, del 100 % de los visitantes el 30% son del norte integrado; 24% zona sur; 15% zona este y 31% ciudad capital. Categorizando al público el 95 % son empresarios, técnicos agrícolas y productores de diferentes zonas agrícolas y el 5 % estudiantes de diferentes universidades, todos interesados en conocer las nuevas herramientas tecnológicas necesarias para fortalecer su productividad y competitividad.

VIDAS crece

Sin duda alguna, el crecimiento de la feria es reconocida por todos los sectores, inicio con 49 muestras feriales en 2004, cifras que han sido superadas en cada versión, en VIDAS 2016 se obtuvo exitosamente la presencia de 275 muestras feriales protagonizadas por las diferentes empresas expositoras más importante del agro las cuales se lucieron con sus mejores ofertas e impecable presentación. Asimismo, se registró la visita de 20 mil personas y se concretaron $us 20 millones en negocios, logros que pretenden ser superados en esta 14 va Versión.
Fundacruz, a través del evento agrícola más importante del país realiza un aporte significativo al departamento de Santa Cruz que es considerado como el centro más dinámico de la actividad agrícola, industrial y comercial, puesto que promueve, difunde y transfiere nuevas tecnologías a los productores.