martes, 26 de abril de 2016

Conocé el bi, la misteriosa fruta chiquitana



El árbol de bi y su fruto prácticamente cayeron en el olvido, al igual que tantas otras frutas, como el sinini, la pitajaya, el paquió, el tarumá, el motojobobo y otros. Sin embargo, el bi, común en los patios de las casas en la Chiquitania, se mantiene en pie y se resiste a desaparecer. ¿A qué sabe? ¿cómo se la puede consumir?

Hay que reconocerlo, a primera vista no parece muy apetecible, tiene el aspecto de un totaí, es del tamaño de un puño y por dentro tiene una consistencia blanda y carnosa, como la de una chirimoya. Despide un olor avinagrado que puede hacer desconfiar a cualquiera, y solo el que se anima a probarla puede comprobar su sabor dulce.

La fruta se puede cosechar al comenzar la época de lluvia, siendo marzo y abril los meses para consumirla. Se la puede comer directamente (pulpa) o licuada en refresco y hervida para tomar té.

El árbol puede crecer hasta 15 metros, sus hojas son grandes y su flor es también grande y de color amarillo. Ya sabés, la próxima vez que tengás la oportunidad de estar frente a un árbol de estas características y estés en la época del año adecuada, animate a partir en dos la fruta y consumirla.

¿Ya conocías el bi? ¿qué otra fruta típica de nuestra Santa Cruz de antaño conocés?
Envianos tus comentarios y sugerencias a extra@eldeber.com.bo

No hay comentarios:

Publicar un comentario